REGRESARÍA COMO CEDIDO

El Barça ultima la llegada de Adama Traoré

Adama Traoré luce músculo tras un partido.

Adama Traoré luce músculo tras un partido. / EP

2
Se lee en minutos

Se fue hace casi siete años y ahora volvería como cedido. Adama Traoré, un producto de la cantera azulgrana que ha transitado por diversos clubs ingleses (Aston Villa, Middlebrough y Wolverhampton), regresaría al Camp Nou. A la espera de que el Barça lo haga oficial sería el tercer fichaje de invierno para regenerar al equipo de Xavi, necesitado de estímulos, sobre todo en la parte ofensiva teniendo en cuenta la grave lesión de Ansu Fati (estará dos meses como mínimo de baja) y el conflicto, aún no resuelto, con Dembélé.

Con 26 años recién cumplidos (celebró su aniversario el pasado martes), Adama Traoré, según ha avanzado el periodista Gerard Romero en su canal de Twitch, enfila el camino de vuelta a casa. Se trata de un prodigio de la naturaleza, extremo antiguo, de aquellos que galopaban desbocadamente la banda (suele moverse mejor por la derecha que por la izquierda), que se asomó a la selección española de la mano de Luis Enrique.

Más presión a Dembélé

Ahora regresaría al Barcelona para darle a Xavi nuevos recursos en ataque y generar, al mismo tiempo, otro elemento de presión para forzar la salida de Dembélé. Al delantero francés le trajeron primero a Ferran Torres y ahora le colocan en su posición preferida, la de extremo derecho, a Adama Traoré, jugador representado por el agente portugués Jorge Mendes, que fue, precisamente, una figura clave en las salidas del Barça de Semedo y Trincao, este como cedido, al Wolverhampton.

Allí ha coincidido Adama Traoré con ambos jugadores portugueses en estos seis primeros meses del curso, donde ha disputado 23 partidos y solo ha marcado un gol, el que firmó, precisamente, el pasado 15 de enero en el triunfo sobre el Southampton. Alves fue la primera incorporación invernal. Llegó gratis. Luego el Barça desembolsó 55 millones de euros más 11 en variables al Manchester City por Ferran Torres.

Ahora emerge la figura de Adama, que vendría a coste cero, como el defensa brasileño, necesitado el delantero de reinvidicarse porque en cuatro de los cinco últimos encuentros con los Wolves ha sido suplente, confirmando también la precaria situación económica con la que el Barcelona agota los últimos días del mercado invernal.

"De lo que queremos a lo que podemos hay un trocito", admitió Xavi antes de viajar a Vitoria, consciente de las tremendas dificultades que frustran los planes de Mateu Alemany, el director de fútbol del club azulgrana.

Noticias relacionadas

Y Xavi, que podría recibir en las próximas horas a su tercer refuerzo, todavía quiere nuevas piezas para completar a su Barça. Espera a un delantero (Morata sería perfecto) y un lateral zurdo (Tagliafico, del Ajax, es uno de sus preferidos).