RECUERDA A LEO Y CORONA A PIQUÉ

El Camp Nou recupera la voz mientras busca solista

Como Queen sin Mercury, el Barça no sonará igual sin Messi. En su regreso al estadio, la afición coreó el nombre de Leo en el minuto 10 y coronó a Piqué por su liderazgo dentro y fuera del campo. Sergi Roberto, abroncado por el conflicto salarial, acabó siendo jaleado por su gol.

El público vuelve a las gradas del Camp Nou.

El público vuelve a las gradas del Camp Nou. / JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Pasado el luto por la muerte de Freddie Mercury, Queen salió de gira primero con Paul Rodgers como cantante y posteriormente con Adam Lambert. Las canciones eran las mismas pero sin el alma de la banda no sonaban igual. El Camp Nou recuperó la voz este domingo sabiendo que ningún solista estará tampoco a la altura del mejor del mundo pero que tendrá que aprender a vivir sin Messi. La afición coreó su nombre en el minuto 10 y coronó a Piqué por su liderazgo dentro y fuera del campo. En su regreso a la gradas, aplaudió la buena actuación coral y dio aliento tras los tantos donostiarras en el primer partido oficial D.M. (Después de Messi).

Tras casi un año y medio sin público en un coliseo barcelonista en el que solo se escuchaba el eco de los jugadores y entrenadores, el templo 'culer' dejó atrás la afonía. La pandemia no permite que recupere del todo la voz, pero sí una quinta parte: 20.384 aficionados. La primera gran ovación se la llevó Piqué, tras bajarse el sueldo para poder inscribir a Memphis y Eric Garcia (titulares ya este domingo). Alba y Busquets, que siguen negociando la rebaja salarial, se llevaron algunos pitos cuando el 'speaker' repasó las alineaciones. Umtiti y Pjanic, que ya fueron silbados en el Gamper, se ahorraron una pitada mayor tras quedar fuera de la convocatoria de Koeman, que les mandó un mensaje igual de claro que a Coutinho.

Si el covid le ahorró a Josep Maria Bartomeu pitadas y pancartas hasta que dimitió, Joan Laporta tuvo que leer algunas dentro y fuera del estadio a cuentas de la marcha del capitán y estrella azulgrana. En el minuto 10, parte de la grada empezó a corear el nombre de Messi, acompañados de algunos pitos y gritos de Puta PSG.

Griezmann y Memphis demostraron que están dispuestos a intentar llevar la voz cantante en estos primeros días sin el líder de la banda. El Principito, en su centenario como culer, merodeó el gol con dos zarpazos en el primer cuarto y posteriormente le anularon un tanto. Pero el primero de la era posMessi estaba reservado para Piqué. Tras salir al rescate en las finanzas, también lo hizo en el campo abriendo el marcador con un cabezazo a un centro medido de Memphis.

Noticias relacionadas

El delantero neerlandés alargó las buenas sensaciones de la pretemporada y rozó el tanto en una contra y con una vaselina desde 30 metros. Pero el segundo y tercero llegarían de las botas del que llevó el año pasado su dorsal 9: Braithwaite. La afición, tras tanto tiempo en casa, está con ganas de cantar goles los marque Leo o quien sea. El año pasado, a puerta cerrada, se escaparon 19 puntos ligueros del Camp Nou. Aunque no esté Leo en el campo, Koeman confía en que sean menos con el empuje de la grada, que este domingo ya dio su aliento tras los tantos rivales

Habrá que ver cómo se readaptan los jugadores, para lo bueno y para lo malo, a la vuelta del público. Sergi Roberto, en su entrada al campo, se llevó una bronca del público mayor incluso que la de Alba y Busquets por el conflicto salarial, pero acabó siendo jaleado tras marcar el gol de la tranquilidad.

Temas

Barça