LAS REACCIONES

Koeman pide a más jugadores que saquen las castañas del fuego, como hace Messi

  • El técnico destaca "la personalidad y las ganas" del equipo tras un mal primer tiempo

  • Pjanic tiene que mejorar "el ritmo de balón", pero niega que fuera el culpable pese a sustituirle

Koeman, semioculto en la sombra, junto a su ayudante Alfred Schreuder.

Koeman, semioculto en la sombra, junto a su ayudante Alfred Schreuder. / Jordi Cotrina

Se lee en minutos

Tras el mazazo frente al Cádiz, cuando el equipo se dejó dos puntos en una oportunidad que se le presentaba para recortar distancias respecto al Atlético, y después de un mal primer tiempo frente al Elche que mantenía vivo el síndrome del pinchazo, dos goles de Lionel Messi acabaron la pesadilla.

Uno de los veteranos que debía "marcar el camino" también sacó las castañas del fuego. El único que está eximido de cualquier exigencia con los infinitos episodios de triunfos que hizo posibles con su genialidad. «Cuando hablo de los mayores no me refiero a Leo. La efectividad y el juego de Messi todavía es impresionante. Son más jugadores los que tienen que marcar la diferencia», precisó Koeman, pese a que otro de los veteranos que había citado el día anterior, Jordi Alba, también marcó. 

Messi abraza a Braithwaite tras la asistencia que le dio el danés en el 1-0.

/ Jordi Cotrina

Koeman solo sufrió en el primer tiempo, porque inmediatamente después de la reanudación llegó el 1-0 de Messi. El efecto del descanso se vio al instante. En dos minutos. El técnico observó que en la fase inicial el equipo exhibía una preocupante lentitud, y lo pagó Miralem Pjanic con su sustitución. El bosnio ejercía de mediocentro, y fue retirado en beneficio de Ousmane Dembélé, otro delantero, para que jugara abierto y se generaran más espacios. Pedri retrasó su posición, y la mejoría fue instantánea.

"Pjanic tiene que mejorar su ritmo de balón. Si cambias a un jugador parece que sea el culpable, pero los demás tampoco han imprimido más ritmo", explicó Koeman, atribuyendo el relevo a una mera cuestión táctica. Sin embargo, Pjanic solo ha sido titular en 13 partidos pese a haber sido el fichaje más caro de la temporada (60 millones más 5 en variables, vinculado al intercambio de Arthur con la Juventus). Un fichaje, por cierto, que Koeman se encontró ya cerrado.

"Pjanic tiene que mejorar su ritmo de balón. Si cambias a un jugador parece que sea el culpable, pero los demás tampoco han imprimido más ritmo"

Ronald Koeman / Entrenador del Barça

Umtiti y Pjanic, al fondo, reclaman al árbitro.

/ Jordi Cotrina

Hay Liga para Alba

Un peso de encima se sacaron los jugadores, igual que Koeman. El triunfo reforzó los ánimos, sobre todo por la amplitud del marcador, que eliminó además todas las angustias en el segundo tiempo tras una fase inicial que pintaba mal. Parecía una continuidad del amargo trance frente al Cádiz, que supuso «un duro golpe», reconocía Jordi Alba, del que ha costado sobreponerse ya que venía añadido a la derrota de la Champions con el PSG.

"Hay Liga. Dependemos de nosotros. Seguro que los demás fallarán, y el que falle menos se llevará el título"

Jordi Alba / Defensa del Barça

Te puede interesar

Trincâo protege el balón del acoso de Mfulu.

/ Jordi Cotrina

El cambio se operó tras el descanso. No fue solo el producto de la charla del entrenador. «Metimos enseguida el 1-0 y eso nos dio seguridad y ayudó a que se crearan más espacios», reconoció Alba. El defensa rectificó al entrenador apuntando que los veteranos conservan la energía, aunque se sienten interpelados para colaborar en que los jóvenes "se sientan más cómodos y vayan aprendiendo los conceptos del juego". La distancia respecto al liderato (5 puntos) no es insalvable. Ni mucho menos. "Hay Liga, sí, hay Liga. Sabemos que dependemos de nosotros. Seguro que los demás fallarán, y el que falle menos se llevará el título", valoró.