EL PARTIDO ANTE EL ELCHE

Koeman pide a los veteranos "que marquen el camino"

  • El técnico exculpa a Lenglet del empate y reparte responsabilidades con los delanteros por no sentenciar el marcador

  • Habló el entrenador con el central para animarle después de comprobar que se tomó el error "como algo personal"

  • Las consecuencias de los fallos defensivos, expuso, se evitan marcando más goles y gestionando con veteranía los últimos minutos

Koeman, preocupado tras el empate del Cádiz en el Camp Nou.

Koeman, preocupado tras el empate del Cádiz en el Camp Nou. / Jordi Cotrina

Se lee en minutos

El Elche puede hacer revivir este miércoles la amarga y fresca experiencia del domingo ante el Cádiz, cuando el Barça se suicidó cediendo un empate a dos minutos del final pese a que había dispuesto de numerosas ocasiones para tener asegurada la victoria. Volverá a enfrentarse a un rival que se encierra atrás, necesitado como está de puntos para huir del descenso. El ánimo barcelonista anda por los suelos y Ronald Koeman pide a sus futbolistas que no decaigan en el esfuerzo, vivo el equipo aún en todas las competiciones.

Y ese esfuerzo deberá ser mayor en algunos casos. Koeman no cree que al equipo le falte liderazgo, pero sí cree que los más veteranos habrán de colocarse al frente para tirar del grupo. Con los veteranos (citó a Piqué, Busquets, Alba, Sergi Roberto y Messi) entiende que "hay suficiente personalidad" en el vestuario pero también les exige "que marquen el camino" a los demás, a los jóvenes en particular. Están emplazados a hacerlo, según Koeman, por su calidad futbolística, por la experiencia que atesoran y por el ascendente que tienen en virtud de los títulos ganados. "Han de poner la energía que nos falta", dijo. No solo eso: "Y la concentración" para ganar partidos como el último.

Piqué intenta animar a sus compañeros tras el empate del Cádiz en el Camp Nou.

/ FCBARCELONA

Un déficit genérico, global, destacó Koeman, que no quiso cargar las tintas sobre nadie con nombre y apellidos. Aunque, claro, Clément Lenglet ha sido la diana de todas las críticas. El técnico habló con el defensa al ver que se tomó su error como "algo muy personal", pero quiso restar relevancia al penalti cometido ampliando la responsabilidad a otros jugadores. A los delanteros. A quienes fallaron "las oportunidades que tuvimos para sentenciar el partido". El segundo gol habría puesto a salvo el marcador y minimizado los daños de un accidente como el protagonizado por Lenglet.

"Mi trabajo es analizar, hablar y señalar qué errores cometimos. Con los jugadores soy directo en las reuniones que tengo, y la comunicación es buena, pero no me gusta criticar individualmente en la prensa, no es bueno hacerlo fuera", explicó el técnico holandés, cuya solución para evitar los fallos defensivos es que los delanteros acierten sus ocasiones y entre todos, sobre todo los veteranos, sepan gestionar "sin miedo" el tramo final del partido con el marcador incierto.

Dos semanas decisivas

Te puede interesar

Habló Koeman con Lenglet y habló con todos, emplazándoles a seguir luchando, recordándoles que siguen vivos en las tres competiciones, que tiene una exigencia por estar donde están. "Somos el Barça y tenemos que estar orgullosos de jugar aquí", enfatizó. En dos semanas está en juego la temporada, con los dos partidos de vuelta de la Copa del Rey (0-2 ante el Sevilla) y la Champions (1-4 ante el PSG) y la posibilidad de recortar diferencias con el Atlético con los tres puntos del Elche, pertenecientes a la primera jornada.

"Hay que recuperar la energía que teníamos en los últimos partidos", insistía Koeman, con la esperanza de que a él le secunden los veteranos "para sacar las castañas del fuego". Y recuperar el ánimo, repitió. El suyo ya está bien tras sentirse "fatal" el domingo tras el empate.