31 oct 2020

Ir a contenido

POR LA PANDEMIA

La Generalitat no autoriza la vuelta del público al Camp Nou

Se crea un grupo de trabajo con el Barça para tomar medidas en función de la evolución de la pandemia

Aún no hay respuesta del Govern a la propuesta del club de realizar el voto de censura el 1 y 2 de noviembre

Messi lanza una falta durante el Gamper ante el Elche.

Messi lanza una falta durante el Gamper ante el Elche. / AFP / JOSEP LAGO

No volverá el público al Camp Nou el próximo martes, coincidiendo con el debut del Barça en la Champions ante el Ferencvaros. Tampoco en el clásico de Liga del próximo sábado 24 de octubre contra el Madrid en el estadio azulgrana. Ni tampoco se permitirá la presencia de aficionados en el Palau Blaugrana con motivo del choque contra el Madrid. Esas son las decisiones que ha tomado la Generalitat de Catalunya tras la reunión que ha mantenido con el Barça, representado por Òscar Grau, el CEO del club.

En esa "reunión de trabajo virtual", según ha relatado la Secretaría General de L'Esport, se ha acordado "la creación de un grupo técnico" para analizar y validar los protocolos elaborados por el Barcelona para permitir la presencia del público en el estadio y el Palau, así "como los protocolos asociados a la celebración del voto de censura y la idoneidad de las fechas previstas en función de la evolución de la situación epidemiológica".

Peligra el voto de censura

El Barça ha propuesto que el voto de censura contra Bartomeu y su directiva sea el domingo 1 de noviembre y el lunes 2 en una votación descentralizada, con 13 puntos en Catalunya y ocho en diversas ciudades de España. Pero, de momento, el Govern de la Generalitar no ha concretado nada, a la espera de que se concrete en la reunión de la próxima semana.

De hecho, el club apuró el plazo legal hasta el último día para elegir esas fechas, lo que complica aún más que pueda ejecutarse en esas fechas porque se necesita una logística de 15 días para ponerlo en marcha. Y no será hasta la próxima semana en que el grupo técnico de trabajo se vuelva a reunir.