15 ago 2020

Ir a contenido

EL PARTIDO ANTE EL NÁPOLES

El puzle de Setién para recibir al Nápoles

El Barça afronta la semana del regreso a la Champions pendiente de Lenglet, Griezmann y Dembélé

El central francés ya está listo, pero los delanteros aún no acaban los entrenamientos con los demás

Joan Domènech

Dembélé y Griezmann bromean durante el entrenamiento de este sábado.

Dembélé y Griezmann bromean durante el entrenamiento de este sábado. / fcb

A falta de una semana para recibir la visita del Nápoles en el Camp Nou (el próximo sábado a las 21 horas), Quique Setién se baña en un mar de dudas para juntar todas las piezas del puzle. Le faltan dos (Sergio Busquets y Arturo Vidal, sancionados) en el centro del campo, pero podría acabarlo. Aunque le faltan otras en las restantes líneas, con solo un defensa central vivo (Piqué) y dos delanteros lesionados (Griezmann y Dembélé) y uno inelegible y en venta (Martin Braithwaite). 

No parece una situación idílica tratándose del momento clave de la temporada, con la Champions en juego. O de otro momento clave, que se irá repitiendo tres veces más (cuartos, semifinal y final), si el Barça sigue avanzando (debe superar el 1-1 de la ida) para conquistar el título que cura todos los males. Por si acaso, Setién se ha procurado unos cuantos repuestos añadidos del filial (Mingueza, Reis, Jandro, Monchu, Konrad) para acabar ese puzle. 

Inicio positivo

La semana de la cuenta atrás empezó bien, sin embargo. Clément Lenglet culminó el entrenamiento y podrá juntarse con Piqué. Un alivio para el Barça, ya que Umtiti, más Araujo y Cuenca, están lesionados. Ni siquiera Setién podría tapar el hueco con Vidal de defensa, como hizo de emergencia ante el Alavés. No sirvió de ensayo.

Griezmann y Dembélé también aparecieron en las fotos del entrenamiento sabatino, señal de que no hicieron terapia en el gimnasio. Al menos se pusieron las botas y pudieron realizar ejercicios como si estuvieran completamente sanos. Ambos arrastran lesiones musculares de muy distinta consideración y el pronóstico para su reaparición difiere.

Griezmann lleva 3 semanas de baja y Dembélé cumplió los 6 meses pero Setién solo podrá dirigirlo en Lisboa

Griezmann ha cumplido tres semanas de la rotura en el cuadriceps derecho que se produjo ante el Valladolid el 11 de julio. El Barça no precisó el alcance de esa lesión. Le queda una semana al discutido Griezmann para reconquistar la titularidad. El puesto de extremo izquierdo es propiedad de Ansu Fati.

Pero a Dembélé tal vez no le alcance con esta última semana, aunque ha cumplido el pronóstico de baja. Porque lleva seis meses de inactividad y su historial médico niega cualquier intención de arriesgar. Por mucho que Setién desee fervientemente verle a sus órdenes.

Dembélé, en segundo término, durante el entrenamiento. / FCB

"Se va a salir, seguro"

"Dembélé se va a salir, seguro", aventuró entusiasmado el técnico cuando el delantero estaba a punto de recibir el alta tras una larga lesión en el bíceps femoral derecho. Cuatro días después, Dembélé se rompía el tendón proximal de ese bíceps femoral y se encaminó hacia el quirófano. El cirujano finlandés que le intervino adelantó que tardaría seis meses en volver. Se han cumplido y el futbolista va alargando su estancia en el campo de entrenamiento. Tal vez llegue a tiempo si el Barça logra el billete para Lisboa.

"Seguro que Dembélé nos dará mucho con el potencial que tiene y demostrará el grandísimo futbolista que es", profetizaba Setién, por entonces inmaculado de críticas. Ahora, su puesto pende de un hilo: del hilo que mantenga vivo al Barça en la Champions, y quizá se marche sin haber disfrutado de las altas expectativas que tenía con el francés.

Griezmann y Semedo, en pleno esfuerzo. / FCB

Ensayo de alineación

Tiene Setién una semana para fortalecer ese hilo y devolverle al equipo la virtud competitiva. La plantilla hará un ensayo general en el Camp Nou, de ahí la presencia de cinco jóvenes añadidos del filial que deberían estar ya de vacaciones. El punto de partida de Setién es un once que estaría formado por Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Sergi Roberto, Rakitic, De Jong; Messi, Suárez y Fati.

El ensayo del Nápoles era más serio y aproximado a la cita del sábado. Sin anda en juego, cerraba esta sábado la Serie A frente al Lazio, el cuarto clasificado.