07 ago 2020

Ir a contenido

EL CLUB NO INDICA CUANDO VOLVERÁ

Griezmann sufre "una lesión muscular" y se pierde la última semana de Liga

El francés pidió el cambio en el descanso de Valladolid al notar molestias en el cuadríceps de la pierna derecha

Los médicos no dan pistas sobre su vuelta y Setién quiere recuperarlo para la Champions ante el Nápoles

Marcos López

Griezmann, en el partido contra el Valladolid.

Griezmann, en el partido contra el Valladolid. / AP / MANU FERNÁNDEZ

Acabada la primera parte ante el Valladolid, el período en el que mejor jugó el Barça, Antoine Griezmann abandonaba frustrado el césped del estadio nuevo José Zorrilla. Frustrado porque había tenido una clarísima ocasión tras un excelente centro desde la banda derecha de Semedo, pero no atinó a disparar con la pierna derecha. Y frustrado, además, porque había sentido unas molestias musculares. Y se perderá la semana final de la Liga.

Ha sido sometido a diversas pruebas médicas y se ha detectado "una lesión muscular en el cuadríceps de la pierna derecha", según ha informado el Barça. En ese escueto comunicado, el club no precisa el tiempo que estará de baja ya que "la evolución marcará su disponibilidad". El objetivo es que esté a punto para el 8 de agosto en el retorno a la Champions contra el Nápoles (1-1 en la ida en Italia).

Griezmann llegó al vestuario en el descanso, habló con Quique Setién ("ha sido él quien nos ha pedido el cambio", reconoció luego el técnico) y ya tuvo que ver la segunda mitad lejos del césped.

Un plan para el Nápoles

Frustrado había, además, comenzado el partido porque desperdició un peligroso contragolpe en donde Griezmann descubrió que no había tomado la decisión acertada. Ni acabó la jugada. Ni conectó tampoco bien con Messi, quien le pedía el balón desde la distancia. Ahí ya empezó a tocarse su pierna derecha. Luego, llegó el error tras el pase de Semedo, las molestias musculares y el cambio.

El primer año de Griezmann en el Barça

Al equipo de Setién le quedan solo dos partidos: el jueves contra Osasuna en el Camp Nou y luego la última jornada en Mendizorroza ante el Alavés. Y en el horizonte aguarda el Nápoles el 8 de agosto para poder llegar a la exigente Champions exprés donde el primer rival sería, en caso de derrotar a los italianos, el poderoso Bayern Múnich.

Con ese plan trabaja ahora Griezmann, el único jugador del tridente que forma con Messi y Suárez, que no había sufrido lesión alguna. Hasta que llegó el partido contra el Valladolid.