LA PIZARRA

Las claves tácticas del Barça-Sevilla: nuevo traje para Leo; nuevo Alcácer

La estrella asumió el rol de media punta para tener más conexión con el exvalencianista y Luis Suárez

Messi felicita a Alcácer, que dedicó el gol a su mujer, tras marcar contra el Sevilla

Messi felicita a Alcácer, que dedicó el gol a su mujer, tras marcar contra el Sevilla / EFE

Se lee en minutos

Marcos López

1.- Con 'doble nueve' y sin extremos

De nuevo, Valverde metió mano en el equipo. No se limitó el técnico a introducir cambios en el once, con el retorno de la luz que siempre genera Iniesta, sino que fueron realmente estructurales. Miró el técnico a su armario y sacó un nuevo traje táctico para Messi, a quien situó en la posición de media punta, teniendo, eso sí, dos delanteros centro por delanter suyo. Tenía Leo a Suárez como primer nueve. Tenía Leo a Paco Alcácer como segundo. Sin extremos y con dos nueves. 

2.- Delantero, interior y lateral fue ‘Paquito’ 

Terminó agotado Paco Alcácer en su retorno a la titularidad en la Liga, algo que no sucedía desde el pasado mes de agosto. Agotado porque tenía tantas misiones por cumplir quien creía que no podría. Pues, pudo Paquito. Pudo porque ejerció primero de delantero, escorado ligeramente al pico del área derecha. Luego, cuando el Barça se replegaba en la parcela defensiva, Alcácer hacía de falso extremo. Más bien de interior zurdo.

Pero no era ese el último  rol que debía desempeñar. También ejerció de lateral diestro, además de zurdo en algunos momentos. Estaba fundido y ya tenía preparado el cambio Valverde cuando Alcácer ordenó con un gesto a Rakitic que le pusiera el balón en el corazón del área. Allí se presentó puntual a su cita con el gol. Dos remates, dos tantos.

3. - Suárez no chuta y un mediocampo gladiador

No hay manera de que Suárez vuelva a ser Suárez. No hay manera de que se encuentre consigo mismo y el Barça, como es obvio, acaba pagando la crisis de su segundo delantero estrella, por detrás de Neymar. Nada más empezar el partido, tuvo el uruguayo una clarísima ocasión tras un fastuoso pase de Iniesta, pero volvió a errar el remate final. Llegó Alcácer y en una hora logró lo que no había conseguido Suárez en estos últimos meses.  Y eso que el Barça de la primera media hora era brillante, con combinaciones rápidas, pero sin rematar el partido.

Te puede interesar

Por si acaso, y temiéndose lo peor, Valverde terminó con un centro del campo absolutamente inédito formado por Mascherano (medio centro), escoltado por Busquets (interior diestro) y Paulinho (volante zurdo). Esperando que Suárez chute, se protegió con chaqueta metálica.