Ir a contenido

LA FINAL DE LA LIGA ENDESA

Carroll hunde al Barça

Un triple en el último segundo del escolta arrebata un triunfo merecido de los azulgranas y sitúa el 2-0 para el Madrid (81-80)

Luis Mendiola

El base madridista Sergio Llull controla el balón presionado por la defensa de Adam Hanga.

El base madridista Sergio Llull controla el balón presionado por la defensa de Adam Hanga. / ZIPI (EFE)

Un triple en el último segundo de Jaycee Carroll arrebató al Barça un triunfo que parecía tener en las manos en la cancha del Madrid (81-80). La canasta del escolta madridista, protagonista de la velada con 25 puntos, hundió al equipo azulgrana. Y, de paso, sacó del pozo al conjunto de Pablo Laso, que se encaminaba a una derrota que parecía inevitable. Merecieron mejor suerte los hombres de Pesic que dominaron de principio a fin, estuvieron espléndidos en defensa, controlaron el rebote, pero no supieron rematar. Mereció también mejor suerte una enorme exhibición de Thomas Heurtel, autor de 30 puntos, pero todo le salió al revés al Barça en un desenlace para olvidar y eso les llevará este miércoles al Palau para afrontar el tercer encuentro  con un 2-0 en contra y ya sin margen para el error.

El Madrid se aferró al partido con uñas y dientes y cambió, a base de triples y tiros libres, un desenlace que parecía evidente a falta de minuto y medio, con un margen de ocho puntos para el Barça (68-76). Dos triples de Randolph abrieron un pequeño resquicio. Un tiro libre fallado por Claver, a falta de 14 segundos, disparó la esperanza para los blancos (77-80). Y la desgraciada acción final fue un mazazo para los barcelonistas, un torpedo en la línea de flotación. Llull dispuso de dos tiros libres con ocho segundos. Falló el segundo, pero el rebote en ataque lo capturó Rudy. El balón fue a las manos de Llull y este viendo a Carroll libre de marca dio la asistencia para que el escolta anotara la canasta ganadora. 

Máxima dureza

Dureza y agresividad. Los jugadores del Barça aplicaron a conciencia la receta de Pesic para reaccionar y dieron un giro notable al guion del primer partido. Eso se pudo comprobar ya desde el primer cuarto, en el que dejaron en 11 puntos a los madridistas. Pero eso llevó también a un despliegue de intensidad extraordinario, a un partido físico como pocos, un choque de trenes en mayúsculas, que los árbitros permitieron, con momentos de mucha tensión, que propició más de un cruce de palabras (entre Rudy y Pesic, por ejemplo) y algún golpe más allá de lo deportivo.

Las defensa, en las dos zonas, marcaron las reglas y los tiradores tampoco encontraran posiciones cómodas. El resultado fue el que Madrid no anotó su primer triple hasta el minuto 16, después de fallar los siete primeros. Peor aún fue el balance del Barça: 2 de 14 en los primeros 20 minutos. El talento de Heurtel y Claver, en los azulgranas, y la lucha de Ayón, en los madridistas, marcaron un primer tiempo de una enorme intensidad. El Madrid tuvo su momento con un parcial de 10-0, que le permitió darle la vuelta al marcador (del 19-27 a 29-27), en parte por los triples de Carroll. Pero el Barça tuvo la serenidad para aguantar el golpe y recuperar la manija (29-34).

La solvencia del Barça se mantuvo con el protagonismo de Heurtel en la reanudación, que sumó 10 puntos en los cinco primeros minutos (39-49, m. 25), dejando claro que es la gran referencia ofensiva de los azulgranas. Pero la eficacia bajaba claramente con Pangos en la dirección, y esas desconexiones y falta de fluidez las aprovechaba el Madrid para volver a engancharse al partido (53-59, m. 30), rentabilizando también el despertar de sus triplistas.

Aun así no cambió el plan del encuentro el Barça que no solo vivió de Heurtel , sino de un nivel altísimo en defensa y un gran control del rebote. Estuvo más que solvente Claver, multiplicándose en ataque y en defensa; incansable fue el trabajo de Oriola dentro de las zonas, reemplazando con nota el hueco dejado por Tomic, limitado por cuatro faltas al inicio de la segunda mitad; y solvente Roland Smits, que suplió a la perfección las ausencias de Singleton. Con todo eso, el equipo de Pesic llegó a tener la victoria en sus manos. Pero el despertar de Randolph con dos triples consecutivos y la aparición de Carroll dio un final tremendamente amargo para lo que merecieron los azulgranas.

Ficha técnica

Real Madrid: Randolph (6), Rudy (7), Campazzo (4), Tavares (11) y Deck (1) -equipo inicial-, Causeur (2), Ayón (8), Llull (13), Carroll (25), Taylor, Reyes (1) y Thompkins (3).

Barcelona Lassa: Pangos (9), Ribas (2), Singleton (4), Claver (12) y Tomic (6) -equipo inicial-, Hanga, Heurtel (30), Oriola (12), Smits (5) y Kuric.

Árbitros: José A. Martín, Antonio Conde y Rafael Serrano. Facundo Campazzo (m.38), Pierre Oriola (m.40) y Randolph (m.40) fueron eliminados por cinco personales.

Incidencias: Segundo partido de la final de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 12.247 espectadores