Ir a contenido

MEJORÍA CULÉ SIN PREMIO

El increíble Llull vuelve a tumbar al Barça sobre la bocina (76-75)

El base menorquín resuelve el partido después de que los azulgranas remontaran 11 puntos apoyados en Tomic

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / BARCELONA

Sergio Llull celebra una canasta durante el partido entre el Madrid y el Barça.

Sergio Llull celebra una canasta durante el partido entre el Madrid y el Barça. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

Otra canasta sobre la bocina de Sergio Llull frustró este domingo la remontada de un Barça Lassa que durante muchos momentos dio una buena imagen en el Palacio de los Deportes. (76-75). Los azulgranas, apoyados en un gran Ante Tomic, mantuvieron el tipo ante un Madrid que se fue al descanso con 11 puntos de ventaja pero que vio cómo su rival –a diferencia de su último duelo en la Euroliga– no bajaba los brazos. Minuto a minuto, el Barça fue royendo esa diferencia hasta ponerse por delante a 26 segundos del final. El pívot croata presentó su candidatura a héroe con dos grandes acciones, pero el menorquín decidió llevarse otra vez la gloria. La mejor actuación del Barça en semanas no tuvo premio.

BUENA DEFENSA DE OLESON

En un inicio alentador, los azulgranas exhibieron buen ritmo anotador y una buena defensa. Especialmente destacado estuvo en ese aspecto Oleson, que no dejó brillar a Llull en los primeros compases. Un triple del americano dio a su equipo 8 de ventaja (7-15 en el minuto 5, la mayor que tendría a favor en todo el partido). 

Fue sentarse Oleson y alzar el vuelo el Madrid, sostenido en los primeros compases por Maciulis. El alero lituano firmó 9 de los primeros 11 puntos blancos. El Madrid, que necesitó ocho minutos para cazar su primer rebote (el Barça sumaba 8, aunque acabaría perdiendo esa estadística), fue recortando la distancia hasta enjugarla con un 2+1 de Llull que cerró el cuarto (23-23).

El Barça consiguió secar al Madrid en los primeros dos minutos y medio del segundo cuarto, pero esas buenas sensaciones se fueron diluyendo. Las ideas se agotaron en ataque y el Madrid fue encontrando vías de agua, sobre todo un Othello Hunter clave en el parcial de 12-2 que dio ventaja a los locales (39-32). Vezenkov aportó puntos para frenar la sangría, pero Doncic le puso una marcha más al partido para disparar a los blancos. La última jugada de la primera mitad, un rebote y contragolpe de la perla eslovena con triple de Llull, le daba al Madrid los 11 puntos de ventaja al descanso.

BILLA CLAVER

Pero el Barça no se vino abajo. Bartzokas apostó por Claver y el valenciano  firmó un gran tercer cuarto tanto en ataque como en defensa. El Madrid empezó a atacar sin coherencia y el Barça, con Tomic dominando, Perperoglou atinado y Koponen dirigiendo con acierto, fue recortando hasta que un triple a tablero de Claver les puso a solo dos puntos (59-57, m. 28). Un triple de Llull cerró el tercer acto (62-57).

La tensión creció en el Palacio y eso se tradujo en un arranque de cuarto atropellado, con un paupérrimo parcial de 3-2 en los cuatro primeros minutos. Un triple de Perperoglou acortó distancias (65-62, m. 34) antes de que el partido se detuviera tras un doble rebote de Felipe Reyes con el que batía el récord histórico de capturas de la ACB que ostentaba Granger Hall (4.292). Casi sin aliento, la familia del pívot entró en la pista para entregarle una camiseta conmemorativa de la gesta.

Los nervios de ambos bandos se tradujeron en varias pérdidas de balón, hasta que Eriksson puso al Barça a un punto desde la línea de tres, que había sido un tormento para los azulgranas hasta el último parcial (66-65, m. 36). Cinco puntos consecutivos de Carroll parecían sacar al Madrid del agobio, pero el partido entró en el último minuto con un solo punto a favor de los blancos, que podían encadenar su cuarta derrota liguera.

BALONES A TOMIC

Estaba claro que los balones debían ir a Tomic y el pívot anotó ante su exequipo a falta de 26 segundos (72-73) y, tras la rápida canasta bajo aro de Randolph, nuevamente a falta de 6. Demasiados quizá, suficientes para que el balón fuera a parar a manos de Llull e hiciera lo que mejor sabe hacer: apuntillar al Barça.

Real Madrid, 76 - Barcelona Lassa, 75

Real Madrid: Llull (16), Taylor (2), Maciulis (9), Randolph (9) y Ayón (6) -quinteto inicial-, Rudy Fernández (3), Draper (-), Hunter (7), Carroll (14), Reyes (6) y Doncic (4).

Barcelona: Rice (6), Oleson (8), Claver (7), Perperoglou (16) y Tomic (14) -cinco titular-, Koponen (3), Renfroe (2), Faverani (4), Vezenkov (6), Eriksson (9) y Diagné (-).

Parciales: 23-23; 24-13; 15-21; 14-18

0 Comentarios
cargando