Cambio de fechas

El Automobile Barcelona se aplaza hasta octubre

  • Fira de Barcelona y las marcas del sector acuerdan trasladar el certamen que se tenía que celebrar del 8 al 18 de julio a la segunda semana del mes de octubre

Salón del Automóvil de París

Salón del Automóvil de París / THOMAS COEX

2
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

Tal y como adelantó la pasada semana EL PERIÓDICO, la edición 2021 del Automobile Barcelona se trasladará del 8 al 19 de julio que estaba previsto a la primera o segunda semana del próximo mes de octubre. La decisión, in extremis, no obedece a temas relacionados estrictamente con la pandemia y la gestión sanitaria del coronavirus, sino a un marco de acuerdo más global entre fabricantes y organización. El comunicado oficial remitido por Fira de Barcelona señala que el cambio llega por un intento de "favorecer la participación del máximo número de firmas automovilísticas en un contecto más favorable para esta industria".

Hace una semana, en la reunión entre Anfac (la patronal del sector) y Fira de Barcelona, algunos fabricantes se mostraron proclives a estar presentes en el salón si se trasladaba a otra fecha más allá de la prevista en julio. Inicialmente, el salón iba a organizarse en los pabellones 1 y 8, junto a la plaza España.

Allí se iban a ubicar todas las marcas que ya habían confirmado su presencia. En los otros pabellones, como el el italiano Z6, se iban a organizar otras actividades como el congreso anual de concesionarios de Renault España. Algún fabricante habría mostrado su interés por ocupar nuevamente ese sitio, pero la oferta de espacio era en los palacios 1 y 8, por lo que se barajó el cambio de fechas. No obstante, el viernes la opción de mantener las fechas en julio era la más valorada, pero hoy se ha producido una nueva reunión y se ha acabado por aceptar (no por unanimidad de todos los expositores) el traslado del certamen a octubre.

Con este cambio de fechas, se abre un nuevo plazo para que las marcas que se habían hecho las remolonas y decidieron no venir en julio puedan hacerlo en octubre. La oferta de producto seguirá estando presente, incluso puede llegar a más, con modelos consolidados ya como el Cupra Born o el mismísmo Audi Q4 e-tron. Mercedes-Benz y BMW, que se cayó a última hora, podrían reconsiderar su postura para octubre.

Cambiar para crecer

Desde la Fira, que ahora debe comunicar el cambio de fechas a la OICA (Organisation Internationale des Constructeurs d'Automobiles), señalan que "la celebración el próximo otoño será un impulso definitivo al mercado por la mejor situación económica y social, y porque se habrá estabilizado más la crisis de los semiconductores, que está teniendo impacto en la fabricación de automóviles".

Noticias relacionadas

El presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle, ha destacado la importancia para el sector de celebrar esta edición del salón y la decisión de trasladarlo a otoño. En este sentido, ha resaltado que "el salón de Barcelona ha sido y seguirá siendo una de las citas destacadas del calendario europeo y un extraordinario plataforma comercial para las marcas. Con el cambio de fechas buscamos garantizar nuestro papel como gran escaparate internacional de la automoción e impulsor de las ventas tras un periodo muy complejo".

Con este cambio, el Automobile Barcelona llegará después del salón internacional del automóvil de Munich (que sustituye al de Fráncfort) y que se celebrará del 6 al 12 de septiembre.