Tecnología

El blockchain llega al mundo de los cromos de fútbol con Sorare

  • La compañía es la primera de fútbol fantasy que ofrece tarjetas digitales de los principales campeones de las ligas europeas

Imagen de las tarjetas digitales de Sorare

Imagen de las tarjetas digitales de Sorare / Sorare

Se lee en minutos

El blockchain empieza a formar parte de la sociedad, poco a poco. Todavía queda mucho camino para que esté instalado en nuestro día a día de forma sistemática, pero cada vez está más presente. Un ejemplo es Sorare. Un marketplace donde los usuarios pueden coleccionar, buscar e intercambiar unos cromos deportivos digitales oficiales. Estos coleccionables pueden ser utilizados tanto en la plataforma de fútbol fantasy de Sorare como en muchos otros juegos que se diseñen en torno a estas tarjetas de uso libre por otros desarrolladores de juegos. 

Nicolás Julia, cofundador y ceo de Sorare, explica que la idea surgió porque las empresas del sector de cromos deportivos como Magic o Panini “nunca consiguieron transformar digitalmente el negocio”. Fue entonces cuando decidieron utilizar la tecnología blockchain y crearon tarjetas digitales de jugadores de fútbol en ediciones limitadas y oficiales protegidas frente a copias, y que además pueden ser utilizadas por los usuarios tanto como objeto de colección como para jugar en juegos de fútbol fantasy.

Sorare es la primera empresa de fútbol fantasy que ofrece tarjetas digitales de los principales campeones de liga de Europa. Cerca de 130 clubes de todo el mundo forman ya parte de su plataforma y participan activamente en el crecimiento del juego, incluyendo Champions europeas como Liverpool, Paris Saint-Germain, Bayern de Múnich o Juventus, entre otros. En la Liga española la compañía tiene acuerdos con cuatro clubes: Real Madrid, Valencia CF, Atlético de Madrid  y Real Betis Balompié. El objetivo de Sorare es incorporar las 20 principales ligas de todo el mundo. La misión de la compañía es convertirse en el juego dentro del juego donde los usuarios pueden conectar con su pasión. Sorare ha alcanzado un volumen mensual de ventas de tarjetas de 3,5 millones de euros en enero de 2021 en 120 países. 

El fútbol es una pasión que comparten más de 4.000 millones de aficionados de un lado a otro del planeta, pero las actuales restricciones por la pandemia obligan a los aficionados a mantenerse alejados de los campos. En esta situación, los cromos coleccionables y el fútbol fantasy son para ellos una manera de sentirse más cerca de su deporte favorito y de disfrutar de las competiciones, y gracias a la tecnología, la experiencia es cada vez más inmersiva.

Cómo comenzó

Sorare comenzó en marzo de 2019 de mano de dos fundadores: Nicolás Julia y Arien Montfort. En estos tres años “hemos conseguido no solo ser rentables, sino también multiplicar nuestro volumen de negocio por diez y haber logrado la confianza de importantes inversores”, explica Julia. Y es que algunos de estos inversores son muy conocidos como Gerard Piqué, Antoine Griezmann y André Schuerrle. Además, cuentan con casi 130 clubes (entre ellos varios españoles, como el Real Madrid o el Valencia CF) y con más de 80.000 usuarios.

Julia asegura que fue fácil convencer a estos jugadores para que invirtieran en la compañía. “Está claro que a los futbolistas les gusta el fútbol, y esta es una estupenda manera de mantener la emoción del juego y la pasión que cada aficionado siente por unos colores, especialmente en estos momentos en que asistir al campo es más complicado”, explica el ceo de Sorare. Pero no es la única condición que tienen, ya que coincide en que son empresarios: “Han visto el potencial de negocio en uno de los sectores que mejor conocen y que más dinero mueven alrededor del mundo”.

En palabras de Nicolas Julia: Sorare es una versión del juego que mantiene la emoción y la esencia del fútbol y que lo hace en el terreno digital que actualmente lo impregna todo. Y no solo para los futbolistas puede ser un negocio, sean inversores o no, “también para los clubes esta es una nueva fuente de ingresos que no existía hasta ahora, ya que les permite llegar a una audiencia aún mayor y a un sector del público más joven que se mueve en Internet”. Los clubes son, cada vez más, marcas comerciales, y “hemos logrado atraerles y firmar acuerdos con ellos mostrándoles que somos una empresa seria, sólida y una plataforma de ingresos y de branding”.

Gerard Piqué es uno de los inversores de Sorare

/ Sorare

En España crece el interés por Sorare

El valor total de las tarjetas digitales vendidas desde diciembre de 2019 en España asciende a 300.000 euros. La base de usuarios ha crecido un 80% mensual en los últimos tres meses, muy por encima de la media de países que está en un 55% mensual. “Estamos encantados de ver cómo cada vez más usuarios españoles interactúan en Sorare”, puntualiza el ceo. Y lo que es más importante, actualmente hay cuatro clubes de La Liga española de primera línea: Real Madrid, Valencia CF, Atlético de Madrid y Real Betis Balompié. “Nuestra ambición es que poco a poco se vayan sumando el resto y que para finales de año contemos con la liga al completo y los aficionados españoles puedan interactuar con sus clubes y jugadores favoritos”, explica.

La compañía cerró en febrero una ronda de financiación por 40 millones de euros. Gracias a este dinero tienen planes de futuro. Su idea más inmediata es reforzar la implantación de la plataforma y el desarrollo de una app móvil donde los usuarios puedan tener una mejor experiencia, y añadir además la compatibilidad directa con redes sociales para que la conexión con otros aficionados sea más fluida y directa aún. 

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

Te puede interesar

Para poder conseguirlo, Sorare está reclutando ingenieros y desarrolladores móviles expertos en gaming, y esperamos triplicar el equipo de aquí a finales de año, llegando a los 30 empleados en nuestras oficinas centrales en París. También podrían abrir nuevas oficinas hacia 2022 dependiendo de las necesidades y del talento que vayan encontrando.

Su objetivo es llegar a millones de usuarios en un plazo de 3-5 años, porque creen firmemente que el fútbol fantasy puede llegar a ser el juego número uno para los aficionados mientras ven los partidos. “Queremos ser un juego dentro de este hermoso juego que es el fútbol, y ofrecer así a los aficionados una plataforma donde pueden celebrar, compartir y disfrutar de su pasión”, concluye el ceo de Sorare.