ENTRAR EN EL UNIVERSO CRIPTO

Claves para empezar a operar en el mercado de las criptomonedas

El auge de las criptomonedas no puede cegarnos a la hora de invertir. Por ello, es necesaria una adecuada formación y un análisis pormenorizado del ecosistema.

El auge de las criptomonedas no puede cegarnos a la hora de invertir. Por ello, es necesaria una adecuada formación y un análisis pormenorizado del ecosistema.

Claves para empezar a operar en el mercado de las criptomonedas

Pixabay

4
Se lee en minutos
Fran Leal
Fran Leal

Colaborador

ver +

La crisis del coronavirus ha dotado de un mayor protagonismo al mercado de las criptomonedas. Es cierto que ya venía ganando adeptos poco a poco entre los inversores, pero este último año está siendo especialmente destacable. De hecho, el bitcoin, que es la reina de la corona, está en máximos históricos en términos de capitalización de mercado, por encima de los 300.000 millones de dólares.

En realidad, no son pocas las personas que se están planteando entrar a operar en estos mercados, pero también es cierto que hace falta tener claras una serie de nociones para no errar en el tiro.

¿Dónde estamos entrando?

Si ya hemos tomado la decisión de entrar en este universo de inversiónJesús Pérez, director de Crypto Plaza, nos recomienda que lo veamos como una “inversión a futuro”, dando un gran valor a la formación.

En este sentido, José María Viñals, profesor del programa de especialización en Blockchain y Comercio Internacional del IEB y socio de Squire Patton Boggs, apunta que “actualmente la información disponible sobre las criptomonedas es inabarcable” y resulta muy complicado estar al día, por lo que tenemos que poner todos los esfuerzos en “comprender cómo funciona el ecosistema, la tecnología que hay detrás, así como la forma en la que se van a proteger mis derechos como inversor” (privacidad, anonimato...).

Para Raúl López, Country Manager de Coinmotion España, lo primordial es “comprender las bases de cómo funciona” el mercado de las criptomonedas, así como conocer “dónde reside el valor real del activo donde se va a invertir y cuáles pueden ser los factores que pueden contribuir a su crecimiento o declive”. Al respecto, Viñals cree vital comprender el “altísimo riesgo que entraña un mercado volátil en el que nadie debería invertir más dinero del que está dispuesto a perder”, dado que “rentabilidades del 100% también pueden suponer pérdidas del 100%”, una cuestión que, según López, “se olvida con facilidad”.

A esto habría que añadir otro de los grandes mantras del mundo de la inversión: la importancia de diversificar, porque “de esta forma, si alguna de las inversiones sufre grandes pérdidas, podremos minimizarlas”, asevera López.

En definitiva, y como resume para BYZness Javier Cabezas, profesor y doctor de la Udima, “la decisión de inversión debe basarse en un análisis detallado”, en el que es aconsejable contar con un asesor profesional que sea independiente, “con el objetivo de seleccionar la tipología de criptoactivo en el que invertir, el wallet o cartera, la plataforma walletexchange a desarrollar”.

Los errores más comunes

A pesar de lo que venimos comentando, al entrar en estos mercados se suelen cometer una serie de errores que podríamos tildar de recurrentes. Por ejemplo, tal y como relata Pérez, muchos usuarios piensan que los precios siempre suben de forma rápida, “pero no siempre es así”, porque están sujetos a una constante variación. Y en este sentido, especular “no es recomendable para usuarios que no tienen experiencia en inversiones”.

Además, para quienes sean novatos en este ecosistema aconseja “no entrar con grandes cantidades de dinero”. Es decir, invertir cantidades pequeñas, que supongan un excedente para nuestra economía y nos sirva para familiarizarnos con las criptomonedas, su mercado y sus precios. Como defiende López, lo que ocurre es que debe imperar “el sentido común a la hora de tomar ciertas decisiones”. Ya que, además de comprobar que la plataforma o servicio en que invertimos “está regulada y cumple con los estándares necesarios para proteger la privacidad de sus clientes según la normativa vigente”, es conveniente indagar sobre su modelo de negocio.

Como advierte López, algunas plataformas indican que tienen comisión cero tanto en la compra como en la venta de criptomonedas. Entonces, “¿de dónde sacan sus ganancias para mantener el negocio a flote?”, se pregunta. Y la respuesta es probable que nos resulte sonrojante: “Seguramente, el precio al que vayas a comprar una criptomoneda será mucho más caro que la media del mercado y cuando la vendas el precio será mucho más barato”, explica. Por ello, tendremos que intentar “buscar webs que en este sentido sean lo más transparentes posible”.

Si buceamos un poco más, como señala Cabezas, además de los errores comunes a cualquier otra inversión, uno propio de este mercado radica en “no haber ajustado el perfil de inversor a las características del criptoactivo seleccionado”, en función de diferentes aspecto como su grado de anonimato, el volumen de emisión, la actualización de los protocolos de la cadena de bloques a través del Hard Fork (modificación drástica) o Soft Fork (temporal), el proceso de halvinghalving o recompensa para el minado, los tiempos de generación de cada bloque, o la pertenencia a una blockchain pública, privada o híbrida.

Especial atención hay que prestar también, subraya Cabezas, a “la selección de una de las categorías disponibles en el mercado de wallet”, como los monederos de escritorio, hardware, móvil / dinámicos, web o papel, porque de no corresponderse con las necesidades del inversor (“en términos de seguridad, privacidad o facilidad de uso”) podrían llegar a producirse “las temidas pérdidas, los extravíos o los robos”.

Noticias relacionadas

Por su parte, Viñals incide en que “dejarse llevar por las tendencias del mercado, sin comprender las razones subyacentes por las que ocurren los fenómenos, es uno de los errores más habituales”. En su opinión, no podemos dejar de lado el hecho de que las criptomonedas son también un activo, y que representan en sí mismas un valor que también proyecta el vehículo tecnológico en el que se comercializan, que garantiza nada menos que la seguridad de la inversión y la rapidez con la que se realizan las operaciones.

De ahí que, “para poder invertir en criptomonedas, es muy importante la información relativa al volumen de operaciones, las variaciones en el precio y las características que la diferencian (si es que hay alguna) de otras criptos”, concluye.