Energía fotovoltaica

Vecinos enchufados al sol

  • Equipar un bloque de pisos para el autoconsumo solar puede costar entre 5.000 y 9.700 euros

Bloque de edificios con placas solares instaladas en sus tejados

Bloque de edificios con placas solares instaladas en sus tejados / Pixabay

4
Se lee en minutos
Lidia Álvarez Vellido
Lidia Álvarez Vellido

Redactora del suplemento 'activos'.

ver +

"Tener un tejado potencialmente instalable y no tener placas solares es como salir de casa y dejarse un grifo abierto". Así de tajante es Daniel Pérez, miembro de la junta directiva de Unión Española Fotovoltaica (UNEF), cuando se le pregunta por aquellas comunidades de vecinos que aún no se han unido a la tendencia del autoconsumo energético solar. Porque acuerdo con esta patronal que representa a más de 400 empresas del sector, en 2020 se instalaron 596 MW de potencia fotovoltaica para autoconsumo, lo que supone un aumento del 30% con respecto al año anterior.

De este volumen, una gran parte corresponde al ámbito industrial (56%), aunque la cuota del sector doméstico ya representó el 19% del total, desde el 10% de 2019, algo que UNEF califica de "crecimiento sin precedentes".

En un año marcado por la sucesión de máximos históricos en el recibo de la luz, la opción de la energía solar para proveer los hogares de electricidad está ganando adeptos, no solo en viviendas unifamiliares sino también entre edificios plurifamiliares. Pero, ¿se pueden instalar placas solares en cualquier bloque de pisos? En términos legales, la regulación no especifica ningún impedimento para instalaciones en las comunidades de vecinos. Es más, el Código Técnico de la Edificación obliga desde 2008 a instalar placas solares térmicas para la producción de agua caliente sanitaria en los edificios de nueva construcción.

Por lo demás, Pérez especifica que cualquier tipo de tejado es compatible con este montaje, incluso aquellos que tienen áticos con pérgolas. Sólo existe una excepción, el fabricado con uralita, aunque en este caso existen fondos europeos específicos para sustituirlos si la finalidad es ubicar paneles de autoconsumo.

Donde sí pueden surgir impedimentos es con espacio. Se necesitará disponer de unas dimensiones mínimas para instalar un número de paneles determinado que proporcionen suficiente energía para abastecer el gasto eléctrico comunitario. Para hacerse una idea, desde Endef, fabricante de paneles solares, para un bloque de 8 alturas con dos puertas por piso y 53 metros cuadrados de tejado recomiendan una potencia de 10 kWp (pico de kilovatios), lo que se traduce en 33 paneles. Pero esto no es una ciencia exacta y puede variar en función de si hay piscina, garaje subterráneo, el número de ascensores… Por ello, cuando el 33% de los vecinos esté a favor del proyecto (mínimo exigido por la normativa de autoconsumo fotovoltaico), Pérez aconseja contactar por lo menos con tres empresas para pedir un estudio y un presupuesto.

Después de consultar cinco empresas especializadas del sector que ofrecen servicio a comunidades de propietarios, para un bloque sin ascensor del centro de Madrid, con un tejado de 50 metros cuadrados, sin inclinación y un gasto comunitario mínimo de 200 euros mensuales, se necesitará una potencia media de 4 kWp. Esto se traduce en unos 7-12 paneles.

En cuanto a la inversión, la horquilla de precios para estas características oscila entre los 5.000 y 9.700 euros. En este sentido, desde Selectra calculan que para una comunidad con más zonas comunes el coste de la instalación podría alcanzar los 15.000 euros.

Lo que puede parecer una gran derrama, "hay que verlo como una inversión a largo plazo", comenta Daniel Pérez, quien asegura que se amortiza en una media de entre cinco y diez años. En el caso de EDP, por ejemplo, el coste es de casi 6.000 euros y desde la compañía aseguran una amortización de 1.300 euros el primer año. Teniendo en cuenta que este tipo de instalaciones tienen una vida útil de 30 años, en este periodo la cuantía superaría los 34.000 euros. Por otro lado, con Svea Solar la amortización total se dará a los 10 años y supondrá un ahorro anual de 820 euros.

Abastecimiento propio

Pero esto no queda en un simple ahorro comunitario, sino que los paneles pueden abastecer a los propietarios en sus viviendas, siempre que se cumplan requisitos como que todos los vecinos estén conectados al mismo centro de transformación o tener una distancia máxima de 500 metros entre la vivienda y la planta fotovoltaica.

En caso de escoger un sistema de autoconsumo colectivo, "el importe que debe invertir cada vivienda suele ser de aproximadamente entre 2.500 y 4.000 euros y el ahorro dependerá de los hábitos de consumo de cada usuario, oscilando en una media de entre 250 y 500 euros anuales", calculan desde Selectra.

Noticias relacionadas

Hay que tener en cuenta que, además de la posibilidad de financiación que dan las compañías del sector, "el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha distribuido entre las Comunidades Autónomas 450 millones, ampliables a 900 millones, del fondo Next Generation para el desarrollo del autoconsumo y del almacenamiento, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia", explica Paula Santos, directora técnica de UNEF. Estas ayudas pueden llegar a devolver hasta un 50% del coste de la instalación.

En el caso del IBI, se puede obtener una deducción de hasta el 50% de la cuota íntegra, en función del municipio y el inmueble, y además cada vecino se podrá deducir el IRPF de la instalación en la declaración de la renta.

Temas

Consumo