Ir a contenido

Cargo cuestionado

El responsable de Infància dimite en plena polémica por los centros de menores

Ricard Calvo alega cansancio en su marcha de un cargo «tan sensible»

El ya ex director de la DGAIA abandona también su puesto de concejal en Girona

Ricard Calvo

Ricard Calvo, ya exdirector general de Atención a la Infancia y la Adolescencia. / ACN / LAURA CORTÉS

El director general de Atenció a la Infància i a l'AdolescènciaRicard Calvo, dimite del cargo y también deja el acta de concejal de ERC en el Ayuntamiento de Girona. Calvo, que se va en plena polémica por la gestión unos saturados centros de menores, asegura que abandona la primera línea política, aunque seguirá militando en el partido, porque se ha visto "sobrepasado" por "la carga y la intensidad" que suponía compaginar los dos cargos. 

La gestión de Calvo al frente de la DGAIA ha sido, cuanto menos, polémica. La CUP y Ciutadans pidieron en julio su cese tras la acusación realizada contra él por el sindicato Confederació General del Treball (CGT) por "adjudicar y favorecer" a la fundación Plataforma Educativa contratos por valor de 98 millones de euros para gestionar durante los próximos ocho años centros de menores tutelados de Catalunya, como informó este diario. Se da la circunstancia de que el mismo Calvo se encontraba en excedencia de esa fundación, en la que "había ocupado cargos", según asegura la CGT. 

Petición de transparencia

De los 120 centros que hay en las comarcas catalanas, tan solo una decena son públicos.  Estas casas de acogida, donde van niños tutelados, están “en una situación límite”, como reconoce  la 'consellera' de Treball, Afers Socials i Famílies, Dolors Bassa. La mayoría de los grupos políticos reclamó entonces "transparencia" al departamento y también la comparecencia en el Parlament de Ricard Calvo, que estaba prevista para este septiembre 

Calvo, al frente de la DGAIA desde 26 de enero del 2016, ya ha comunicado la decisión al departamento de Treball, Afers Socials i Famílies. "Es la suma de la tensión diaria y la intensidad", justifica en declaraciones a la Agència Catalana de Notícies (ACN).

"La DGAIA es una dirección general muy exigente, que trabaja con temas sensibles y constantemente es foco de atención, y en algún momento determinado, he sentido un peso añadido para que las decisiones se han personalizado demasiado en mi figura", afirma en declaraciones a la agencia, pero sin mencionar la polémica que ha envuelto los últimos meses estos centros.

Entre otras crisis, Calvo se ha encontrado con diversos altercados en varios centros de menores, unos equipamientos en los que, en teoría, los chavales solo pueden permanecer seis meses, hasta que se les realiza el diagnóstico y posteriormente se les reubica en otros centros, pero que desde hace tiempo se encuentran saturados. El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, también se sumó a las críticas y denunció el pasado 1 de agosto el colapso.

Pese a las numerosas críticas,  Calvo, que durante un año y medio ha compaginado el cargo a la DGAIA con el de concejal en la oposición en el consistorio de Girona, dice que deja el cargo "con la sensación del trabajo bien hecho". 

Los niños de la cola de Barcelona

La presencia de menores que inhalan cola por las calles de Barcelona puso de manifiesto el año pasado las grietas que tiene el servicio de protección a la infancia en Catalunya.  Estos niños, que duermen en solares abandonados y deambulan por Barcelona en pandillas, son jóvenes huidos de centros de menores de la Generalitat, pero esta no sabe darles una solución. La DGAIA llegó a reconocer, incluso, que ignora si están bajo su tutela.

0 Comentarios
cargando