Ir a contenido

¿Cómo cambiaría tu vida la reforma horaria?

BEATRIZ PÉREZ / BARCELONA

zentauroepp36491113 02 12 16 prats de llu anes prova pilot sobre la reforma hora170118175015

Trabajadoras del Ayuntamiento de Prats de Lluçanès que han avanzado la hora de la comida. / MARC VILA

El Govern de Junts Pel Sí ya ha dado el primer paso para materializar la reforma horaria que Catalunya quiere poner en marcha a partir del 2025. Este lunes, un total de 110 entidades han firmado el Pacte Nacional per la Reforma Horària en el Palau de la Generalitat, acuerdo que prevé que los catalanes pasen a compartir, en ocho años, los mismos patrones horarios de Francia, Italia, Grecia o Portugal.

Esta reforma, de materializarse, traería consigo una modificación de rutinas. Aunque todavía hay muchas dudas por resolver, a continuación se presentan algunos ejemplos de lo que podría suponer este cambio en la vida de los catalanes:

- Los niños empezarían las clases a las 8.30 horas, en lugar de a las 9.

- Una jornada laboral normal sería de 8.30 a 13.30 horas y de 14.30 a 17.30 horas. Solo una hora para comer, en lugar de dos. Con la reforma, el trabajador podría estar fuera de la oficina a las seis de la tarde, como mucho. Actualmente, es muy frecuente salir a las 20 horas o más tarde, según el trabajo.

- Las administraciones públicas habilitarían una sala con mesas y microonadas para comer de 'tuper' a las 13 horas. Gracias a esto, los descansos a media mañana serían más cortos. En la actualidad, mucha gente come al llegar a casa, hambrienta, a las 15.30 horas. Pero con la reforma horaria, ya no se perdería tanto tiempo yendo a casa para comer.

- Los asalariados podrían pactar un par de días a la semana una jornada compactada, en los que podrían trabajar desde casa (teletrabajo).

- Todos los colegios e institutos dispondrían de comedores. Las comidas se harían a las 13 horas. Los pequeños podrían acabar las clases a las 16.30 horas y luego dedicarse a actividades extraescolares.

Los comercios cerrarían durante menos tiempo a mediodía (actualmente lo hacen entre dos y tres horas). Esto permitiría a los comerciantes cerrar antes y disfrutar de más tiempo libre.

Las cenas se adelantarían a las 20 horas. El 'prime time' de la tele se situría a las 21 horas, en lugar de las 22.

- En la cama a las once de la noche.

0 Comentarios