Ir a contenido

Consorcio multinacional estudia los efectos del zika en mujeres de 7 países

El consorcio multinacional de investigación ZikAlliance realiza un estudio para conocer los efectos del zika en mujeres y bebés de siete países de América Latina, dijo hoy Thomas Jaenisch, experto de la Universidad de Heidelberg (Alemania).

Durante una visita a Guadalajara (oeste de México) para participar en un simposio de epidemiología, Jaenisch indicó a Efe que la investigación inició en octubre de 2016 y dará seguimiento a 5.000 mujeres embarazadas y a sus hijos.

La intención es incluir a personas sanas y a otras que hayan sido contagiadas con el virus en Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Cuba y México, para "comparar los efectos" a corto y largo plazo que la infección representa durante la gestación, agregó.

"Necesitamos seguir a los niños en los primeros años de su vida para ver las manifestaciones que no conocemos aún", señaló este investigador del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Heidelberg y miembro de ZikAlliance.

ZikAlliance es un consorcio de investigación multinacional y multidisciplinar compuesto por 53 socios en todo el mundo y coordinado por el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia.

El proyecto es financiado por el Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea y aglutina a expertos de instituciones de salud de 18 países para estudiar la historia del zika en los seres humanos y su entorno, así como el impacto de la infección durante el embarazo.

El zika es un virus que se transmite por la picadura de mosquitos de la especie Aedes Aegypti, el mismo asociado con el dengue o el chikunguña.

Los síntomas son parecidos a la gripe, aunque algunos infectados no los presentan, pero en los casos en embarazadas se ha constatado la relación entre el virus y la aparición de microcefalia, una malformación que hace que la cabeza del bebé sea más pequeña de lo normal.

Jaenisch explicó que la microcefalia neonatal es la consecuencia más conocida del síndrome congénito por el virus del zika, pero el daño cerebral que causa puede tener otros efectos secundarios en los bebés, como malformaciones craneales o faciales, epilepsias o trastornos del movimiento de extremidades.

El especialista advirtió que es necesario mantener una continua vigilancia epidemiológica tanto en Brasil, uno de los países más afectados por el virus, como en otras naciones latinoamericanas.

Admitió que el número de casos registrados en Brasil ha decaído, pero señaló la posibilidad de que otros países sufran un nuevo brote en el futuro.

"La población cree que ya no es un riesgo, pero en Latinoamérica aún podríamos experimentar brotes en el futuro en ciudades como Sao Paulo, Guayaquil, Quito, la costa de Perú o México", advirtió.

0 Comentarios