Ir a contenido

PLAN DE CHOQUE EN LA SANIDAD PÚBLICA CATALANA

Los hospitales aplican los cierres y recortes sin esperar al verano

Los tijeretazos se ejecutan en silencio, sin más explicaciones al personal que las imprescindibles

El Clínic elimina una exclusiva unidad dermatológica y Vall d'Hebron clausura sus 40 quirófanos de tarde

ÀNGELS GALLARDO
BARCELONA

en silencio, sin más explicación interna que la imprescindible dirigida al personal afectado, los hospitales catalanes están ejecutando los planes de recorte presupuestario de los que el pasado abril informaron a la Conselleria de Salut. La Generalitat, a su vez, ya ha informado a los centros concertados -56 de los 64 hospitales de Catalunya- de los actos médicos que se les dejan de contratar: qué cantidad de operaciones, hospitalizaciones, visitas y pruebas diagnósticas no han de hacer este año, porque no se les pagarán. Con esos datos, cada centro ha puesto manos a la obra, intentando que el recorte presupuestario no recaiga solo en los últimos meses del 2011.

El Hospital Clínic, de Barcelona, dispone este año -en principio- de 24 millones de euros menos que en el 2010. El recorte puede ser mucho mayor tras las elecciones del domingo, cuando Salut exponga con claridad la segunda parte de su plan de restricciones, la que aludirá al cierre de servicios en función de su situación geográfica y la acumulación de pacientes en los que sigan abiertos.

Para cumplir esta primera fase del tijeretazo, el Clínic suprime de forma indefinida 71 camas de hospitalización, decisión que afecta a varios servicios: el próximo 3 de junio desaparecerá su exclusiva sala de dermatología, unidad de referencia en toda España para el ingreso de enfermos con melanoma (cáncer de piel) y enfermedades autoinmunes de la piel, como el lupus eritematoso. Las 16 camas del servicio serán ocupadas por la unidad de geriatría que se eliminará de la Maternitat.

Los cinco quirófanos que operaban en horario de tarde se suprimen desde junio. El área de pruebas de diagnóstico por la imagen que funcionaba por la tarde ha dejado de hacerlo. Se eliminan camas de neumología, de cardiología, de las unidades de cuidados intensivos y de ginecología. Todo el hospital está ya afectado por algún cierre o supresión de actividad, según consta en el plan presentado a la junta clínica del centro. «Los recortes ya están en marcha, ya no son intenciones sino hechos», resume Sergi Hurtado, técnico radiólogo del Clínic y miembro de la junta de personal. En total, el Clínic dejará de hacer este año 1.450 intervenciones quirúrgicas en relación con el 2010. Ingresará a 4.753 enfermos menos y dejará de atender 17.843 consultas ambulatorias, además de 8.839 urgencias. A esto obliga el contrato de actividad que le ha presentado la Generalitat. Si se excede, tendrá dificultad en cobrar.

EL PARÓN ESTIVAL / Y aún no ha llegado la ralentización de los veranos. El cierre estival es el momento de ahorro idóneo para los ocho hospitales del Institut Català de la Salut (ICS), que no dependen de contratos de actividad y que únicamente pueden abaratar costes dejando de contratar personal. En el Hospital de Bellvitge, entre junio y octubre dejarán de funcionar 13 de sus 31 quirófanos. Esto permitirá cerrar 216 camas de hospitalización, lo que facilitará la no contratación del 75% de las enfermeras suplentes.

En el Hospital Vall d'Hebron la estrategia es parecida: un 50% de los quirófanos dejarán de funcionar en julio, lo que permitirá clausurar 300 camas hasta octubre y evitará los contratos de enfermeras. Sin esperar al verano, Vall d'Hebron ya ha suspendido la actividad de 40 quirófanos en los que se operaba por la tarde. Esto significa que habrá más pacientes en espera, algo de lo que el conseller Boi Ruiz no hablará hasta después de las elecciones. En el resto del ICS el recorte tiene igual medida.

El silencio en que se sumió el sector hace tres semanas, empujado desde la presidencia de la Generalitat, ha ido acompañado de explícitas indicaciones surgidas del Govern, que instan a utilizar eufemismos para evitar términos como tijeretazo, lista de espera indefinida y recorte. En una reciente reunión con la industria de material quirúrgico, Ruiz lamentó haberse «equivocado» por hablar de recortes antes del 22-M.

0 Comentarios
cargando