Ir a contenido

EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Rajoy asegura que pase lo que pase el 21-D hablará "con todos"

El presidente espera que las elecciones sean "una rectificación" de "la deriva" independentista

Advierte a quien gobierne la Generalitat de que deberá ajustarse a la Constitución y a la legalidad

Fidel Masreal

Mariano Rajoy

Ballesteros (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado su intervención en la entrega de premios de la patronal catalana Foment del Treball para lanzar un claro mensaje en clave preelectoral en favor de la rectificación del independentismo hacia el regreso a la legalidad y la "confianza". "Confío en la capacidad de los catalanes para encabezar una profunda rectificación de la deriva que hemos visto, para propiciar un retorno a la realidad y a la convivencia, para reorientar toda la energía estérilmente malgastada a ocuparse de los problemas cotidianos de las personas", ha espetado en su intervención.

Rajoy ha mostrado su optimismo respecto a esta "rectificación". Y ha advertido en cualquier caso de que, gobierne quien gobierne la Generalitat tras el 21-D, deberá ajustarse a la legalidad. "Más alla de lo que digan las urnas, seguiré siendo el presidente de todos y con todos hablaré. Exigiré a todos que respeten el marco que la Constitución y la ley nos impone a todos", ha advertido. Y lo ha dicho no solo porque es su "obligación", sino también "con convicción".

"No saquéis más empresas de Catalunya"

El discurso ha servido también para pedir a los empresarios que contribuyan al regreso de Catalunya a lo que para Rajoy es la senda de la apertura y la normalidad. "A partir del 21 de diciembre, en Catalunya, una vez instalados en la normalidad que brindan las leyes, a todos nos tocará hacer lo que esté en nuestra mano para que la confianza renazca en las inversiones", ha afirmado. En este sentido, ha apuntado que "el empuje de los empresarios de Catalunya será determinante en esta tarea". "No faltará el apoyo del Gobierno de la nación a los catalanes, ni ahora ni nunca", ha asegurado. A renglón seguido, ha pedido directamente a los empresarios: "No saquéis más empresas fuera de Catalunya, confiad. Contribuyan ustedes a restañar las heridas, afianzar la normalidad y promover la confianza".

Menos soberanismo, mejor para la economía

El presidente del Gobierno ha vinculado el crecimiento económico con la vuelta a la senda de la estabilidad, fuera del proceso soberanista. Tanto es así que ha pronosticado que si la situación "se normaliza a finales de año" es probable que el crecimiento durante el 2018 sea del 2,8% e incluso pudiera llegar al 3%.

"La clave será la vuelta a la normalidad institucional y política". En todo momento, el discurso ha subrayado la crítica a la Catalunya cerrada del independentismo y su apuesta por la Barcelona y Catalunya cosmopolitas. "El mejor concepto de Catalunya es inseparable de horizontes abiertos, apertura al mundo, cosmopolitismo. Es todo esto que se ha visto minimizado y encogido en los últimos años", ha añadido.

"He salvado a España"

Este miércoles, en una entrevista al rotativo italiano 'La Repubblica', Rajoy afirmaba: "He salvado a España y ahora toca cerrar las heridas". En la entrevista, el presidente sostiene que, tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución -para cercenar el autogobierno de Catalunya-, ahora la situación "ha mejorado" y "reina una mayor tranquilidad".

El presidente confía en que, tras las elecciones del 21 de diciembre, se inicie "una fase de normalidad". La primera cosa que deberá hacer quien sea elegido en las urnas, ha insistido, "será respetar la ley". En la entrevista, el líder del PP sostiene que "ya existe" una fractura social en Catalunya y apuesta por "actuar juntos para cicatrizar esas heridas y hacer lo posible para que no suceda algo similar en el futuro".

Niega haber negociado el 155

Rajoy se felicita por el apoyo de la Unión Europea (UE) a sus tesis contra el soberanismo ("la reacción de Europa ha sido ejemplar y le estoy agradecido porque ha hecho lo que tenía que hacer") y niega que negociara con el 'president' cesado, Carles Puigdemont, la no aplicación del artículo 155 de la Constitución. "Ni quiero, ni puedo", asegura.

Y en la sesión de control al Gobierno, en respuesta a Gabriel Rufián, de ERC, Rajoy ha asegurado que "por supuesto" que su Ejecutivo respetará los resultados del 21-D que él mismo ha convocado. Pero ha recordado a los republicanos que "en el supuesto" de que los independentistas ganen esos comicios, tienen que "respetar" la ley, "los derechos de las minorías" y "no perjudicar la economía" catalana, informa Juan Ruiz Sierra.

0 Comentarios
cargando