Ir a contenido

Resultado de la guerra diplomática: Rajoy 1, Puigdemont O

El Gobierno confía en que el respaldo de Trump ponga el broche al rechazo internacional a 1-O

Puigdemont solo ha recibido tímidos apoyos de partidos nacionalistas y algunos políticos y personalidades

Patricia Martín

Llegada del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a Washington para entrevistarse este martes en la Casa Blanca con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.  / Diego Crespo (EFE)

Rajoy llega a Washington para entrevistarse con Donald Trump
Rajoy llega a Washington para entrevistarse con Donald Trump

/

Mariano Rajoy confía en lograr esta tarde un pronunciamiento de Donald Trump contra el proceso independentista que sirva como colofón al rechazo generalizado al 1-O mostrado por la comunidad internacional. Y es que, consciente de la importancia de que los principales países y organismos supranacionales no reconozcan el referéndum ni su eventual resultado, es fundamental para frenar las ansias independentistas, el Gobierno central lleva años volcado en poner a estados e instituciones de su lado. Los mismos esfuerzos, por cierto, que ha destinado la Generalitat a difundir su causa desde los tiempos de Artur Mas.

El resultado es, no obstante, es muy desigual. La UE, sus principales integrantes, EEUU o la ONU han mostrado su respaldo a la unidad de España, mientras que Puigdemont solo puede apuntarse apoyos de eurodiputados y algunos congresistas estadounidenses, a título particular; de partidos nacionalistas europeos; respaldos tibios de los países bálticos; de algunas personalidades y, en los últimos días, de ciertos editoriales de prestigiosos medios.

A continuación se resumen los principales sostenes de Rajoy versus Puigdemont en la batalla diplomática:

Los apoyos de Rajoy:

  • LA UE: En los últimos días Bruselas y sus socios han decidido mantener un perfil bajo, para que sus pronunciamientos no incrementen aún más la tensión entre Madrid y Catalunya. Y es que las autoridades europeas prefieren mantener la prudencia y desde hace años el mantra oficial es que se trata de una “cuestión interna” de España. Aún así, hay pronunciamientos claros a favor de la tesis gubernamental de que si Catalunya declarara la independencia tendría que iniciar los trámites de “adhesión” a la UE (Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión). Además el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha dejado claro que un “ataque contra la constitución de un Estado miembro es un ataque contra una parte del marco legal europeo y nunca podrá ser reconocido ni surtir efecto alguno”. A estas opiniones hay que sumar el revés de la Comisión de Venecia o los nuevos mensajes que puedan llegar a finales de semana en la reunión del Consejo Europeo en Tallín (Estonia). 
  • LOS PRINCIPALES LÍDERES EUROPEOS: Rajoy logró pronunciamientos explícitos de dirigentes de la UE justo antes de las elecciones consideradas por el independentismo como plebiscitarias. Así Angela Merkel señaló que no es partidaria de “tocar el principio de unidad territorial” y David Cameron, pese a pactar el referéndum escocés, subrayó la necesidad de ajustarse “al imperio de la ley” en los procesos de secesión. En los últimos meses el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se ha sumado al coro al señalar: “Mi socio y amigo es España entera y mi interlocutor es Rajoy, a quien tengo aquí a mi lado; lo demás no me concierne".
  • LA ONU: En octubre del 2015 su secretario general, Ban Ki-Moon, señaló que Catalunya no figura entre los territorios con derecho de autodeterminación. Y el pasado julio Naciones Unidas se negó a participar como observador el 1-O.
  • EEUU: Más allá del mensaje lanzado este martes por Donald Trump, Barack Obama ya se manifestó a favor de una España "unida y fuerte" en una reunión con Felipe VI en el 2015.

Los apoyos de Puigdemont:  

  • LOS PAÍSES BÁLTICOS: la primera alegría internacional que se llevó la Generalitat vino de la mano del primer ministro de Letonia, Valdis Dombrowskis, quien en 2013 señaló sobre su hoja de ruta: “Si es un proceso legítimo, ¿por qué no?”.  A continuación el primer ministro de Lituania, Algirdas Butkevicius, manifestó que su país reconocería el proceso catalán si es “legítimo”. Ambos pronunciamientos llegaron después de que los organizadores de la Diada de aquel año imitaran la Vía Báltica con la que tres de los satélites de la URSS quisieron en 1989 llamar la atención sobre la comunidad internacional. Sin embargo, sus opiniones provocaron que el entonces ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, les llamara a capítulo y ambos rebajaran su apoyo a la causa independentista. Posteriormente Interviú publicó que el primer ministro letón cobró seis millones de euros por el espaldarazo a la Generalitat, algo que este desmintió.
  • ALGUNOS EURODIPUTADOS Y ALCALDES: En Europa casi 50 eurodiputados remitieron esta semana una carta a Rajoy en la que le solicitaban que dé marcha atrás en las acciones policiales para frenar el 1-O y se comprometa a una solución dialogada. Además, a título particular varios parlamentarios de Dinamarca han dado su apoyo al procés y se han creado grupos de discusión sobre Catalunya en el Parlamento británico e irlandés. A este respecto, el alcalde de Dublín, Christy Burke, señaló que Catalunya “merece la independencia”.
  • LOS PARTIDOS NACIONALISTAS: La Generalitat también ha recibido el calor de las formaciones soberanistas europeas, si bien el exprimer ministro de Escocia y líder del SNP, Alex Salmondha remarcado en varias ocasiones las diferencias entre el proceso en Reino Unido y en España.
  • ALGÚN CONGRESISTAS DE EEUU. Tanto Mas como Puigdemont han destinado ingentes esfuerzos para granjearse el apoyo de la administración americana. Si bien, apenas han conseguido el respaldo de algunos congresistas como el republicano Dana Rohrabacher y que el  embajador estadounidense en Londres, Louis Susman, admitiera la posibilidad de que Catalunya se independice. La Embajada de Washington en Madrid emitió no obstante a principos de año un comunicado en el que subrayó que EEUU quiere una España "fuerte y unida", mientras que la fundación Jimmy Carter, con la que el ‘president’ se reunió en secreto, señaló que no se involucrará en la causa independentista.
  • VENEZUELA: Al PP y al Gobierno le gusta mofarse de que solo está del lado de Puigdemont Nicolás Maduro. Lo cierto es que sectores de extrema izquierda buscaron su ayuda y este se fotografió con una ‘estelada’, lo que despertó el malestar del PDECat.
  • PERSONALIDADES: El  Govern ha recibido además el calor de figuras destacadas en el mundo de la política, las letras, la música, el deporte o el cine, como los premios Nobel Adolfo Pérez Esquivel,  Ahmed Galai o Desmond Tutu, o el fundador de Wikileaks, Julian Assange, además de Yoko Ono o Peter Gabriel. 
  • MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Por último, los principales rotativos se hicieron eco de la operación de la Guardia Civil para desmantelar el referéndum, en algunos casos con enfoques no proclives a las redadas y detenciones. En este contexto, ‘The Times’ o el ‘Financial Times’ han exigido en sus editoriales a Rajoy que dé una salida a Catalunya más allá de la represión. 

'Soft diplomacy'

La Generalitat ha bautizado como 'soft diplomacy' su estrategia para buscar aliados externos. Se trata de buscar caminos alternativos al de la diplomacia formal, la que se expresa a través de embajadores y cónsules. Y esta alternativa pasa por hacer que personalidades catalanas que residen en el exterior se conviertan en 'embajadores' informales y ayuden a propagar las ideas favorables al derecho a decidir y el referéndum, informa Fidel Masreal.

Siempre que se les pregunta sobre los apoyos internacionales, los responsables del Govern actual, y el anterior de Artur Mas, admiten que la gran mayoría de países no se van a pronunciar a favor de Catalunya públicamente, y sólo lo harían tras los hechos consumados: la proclamación de la independencia. Mientras esto no llega, reconocen en la Generalitat, los Estados se apoyan entre sí y en especial los del club de la UE, nada interesado en abrir un melón como el catalán que puede provocar réplicas en otras nacionalidades de la Unión.

0 Comentarios
cargando