Ir a contenido

Albert Batlle dimite como director de los Mossos a dos meses y medio del 1-O

En un comunicado defiende que la policía catalana actuará con "escrupuloso respeto y sujeción a la ley" ante el referéndum previsto

Albert Batlle.

Albert Batlle. / JOSEP GARCIA

El director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, ha presentado este lunes su dimisión ante el nuevo conseller de InteriorJoaquim Forn, a dos meses y medio de la fecha anunciada por el Govern para la celebración del referéndum del 1-O, según han informado fuentes policiales.

Batlle, un exalto cargo del tripartito que siempre ha defendido que los Mossos d'Esquadra deben ser políticamente neutrales e imparciales y que la policía catalana debe cumplir y hacer cumplir la ley, ha renunciado al cargo de director político de la policía catalana, al que accedió el 10 de junio de 2014, en sustitución de Manel Prat.

En un mensaje remitido a todos los agentes del cuerpo anunciando su dimisión, Batlle se muestra convencido de que "en los actuales momentos de la vida del país", en el que el Govern plantea un referéndum de independencia para el 1-O, la policía catalana "seguirá perseverando" en su "misión de defensa de la seguridad y del bienestar" de los ciudadanos. "Y lo hará, como siempre, con escrupuloso respeto y sujeción a la ley", agrega.

FORN DEJÓ EN EL AIRE SU CONTINUIDAD

Horas después de asumir el cargo de 'conseller' de Interior, Forn garantizó el pasado viernes que los Mossos facilitarán que el referéndum que el Govern planea para el 1 de octubre se desarrolle "con normalidad", como hacen a su juicio las policías de todo el mundo en una jornada electoral. Al día siguiente, Forn, que a diferencia de Jané es un 'conseller' nítidamente independentista, desveló que ya había hablado con Batlle, a quien sectores de ERC y la CUP veían con reticencias al dudar de su compromiso con el 'procés', y que no descartaba hacer cambios en la estructura de su departamento.

De hecho, a siete días de la consulta del 9-N de 2014, Batlle remitió un escrito a todos los agentes de los Mossos d'Esquadra en el que les recordaba su obligación de "actuar con neutralidad política e imparcialidad", incluso cuando estuvieran fuera de servicio, ante los "acontecimientos políticos y sociales" que vive Catalunya.

CATALÁ CONFÍA EN QUE "DEFENDERÁN EL INTERÉS GENERAL"

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha mostrado "seguro" de que los Mossos d'Esquadra y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado defenderán "como hacen siempre en Catalunya y en España, el interés general y los derechos de los ciudadanos" y ha abogado por "diferenciar las declaraciones políticas o de voluntad, de las actuaciones en términos de Derecho". "No están al servicio de un Govern y menos de un Govern de radicales y que quiere incumplir las normas", ha proclamado sobre los Mossos, para después añadir que "como servidores públicos que son, están sometidos al mandato de la ley y no al mandato de una persona". 

Del mismo modo, ha calificado de "muy preocupante" la situación en Catalunya en torno al referéndum, porque "parecería" que en esta comunidad las decisiones "las toman los más radicales" y "todos aquellos que tenían intención de generar un cierto entorno de diálogo y de acuerdo han sido purgados de un Govern supuestamente democrático", ha considerado, y ha recalcado que el Gobierno "está en condiciones de actuar en 24 horas".

0 Comentarios