Ir a contenido

El 'expresident' Pujol oculta el destino de 1,8 millones de euros desde el 2010

La Audiencia Nacional investigará a la familia tras la decisión de la jueza de Barcelona de remitirle la causa por la herencia

J. G. ALBALAT / BARCELONA / MARGARITA BATALLAS / MADRID

El expresident Jordi Pujol sale de su despacho, en la calle de Calàbria de Barcelona.

El expresident Jordi Pujol sale de su despacho, en la calle de Calàbria de Barcelona. / FERRAN NADEU (FERRAN NADEU)

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol oculta el destino de los 1,8 millones de euros que ingresó "en una cuenta a la sombra" en Andorra en el 2000 y que retiró en el 2009 y el 2010. El montante salió de esa cuenta "con destino desconocido". Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado la jueza de Barcelona Beatriz Balfagón y que refrenda el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata, y así consta en el auto firmado por Balfagón en el que remite a su colega De la Mata la investigación que incoó en julio del 2014 después de que el fundador de CDC confesara que había evadido dinero de una supuesta herencia de su padre.

De este modo, la Audiencia Nacional será la encargada de investigar el patrimonio de la familia Pujol ante la sospecha de que el origen de los fondos que el matrimonio y sus siete hijos escondían en Andorra tiene "un origen delictivo". Según la jueza, el clan ha explicado en sus declaraciones judiciales que el "legado" fue gestionado en un principio por terceras personas, hasta que entre los años 1990 y 1992 se ocupó de estas labores el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, que llevó a cabo "un reparto equitativo" entre su madre y sus hermanos, a los que ingresaban "las oportunas cantidades en sus respectivas cuentas". Tesis que los hermanos reprodujeron en la comisión de investigación del Parlament.

Este legado, según Pujol Ferrusola, le fue entregado "en forma de láminas financieras" por un importe de 1,8 millones de euros, que pasaron a convertirse en ocho millones "gracias a la alta rentabilidad de las láminas". Este dinero estaba depositado en la Banca Reig andorrana, pero en el 2010 se transfirió a BPA (Banca Privada D'Andorra). Sin embargo, la togada apostilla que "ninguno de los imputados ha facilitado datos concretos, objetivos e inequívocos sobre los importes recibidos, fechas de los correspondientes ingresos, conceptos y en general, cualquier otra información relevante".

LOS DELITOS

Esta falta de información, según la magistrada, hace sospechar de la comisión de un delito contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales por parte de la familia Pujol por "la ocultación y gestión" de un patrimonio en el extranjero "por más de 30 años, gran parte de los cuales transcurrieron durante la vida política activa" de Pujol. Por este motivo, considera que esta ocultación "obedecía al propósito de encubrir el origen delictivo del dinero".

La jueza también confirma que los hijos de Pujol tienen abiertas cuentas en Andorra desde 1992 y enfatiza que una de ellas es propiedad del 'expresident', ya que fue reconocida por él, según una carta manuscrita que ha sido remitida por las autoridades andorranas. La magistrada también sostiene que esas cuentas se han nutrido "de los beneficios de las dudosas actividades económicas" de Jordi Pujol Ferrusola.

Por su parte, el juez De la Mata, en un escrito que remitió a su colega de Barcelona para que esta analizara si investigaban los mismos hechos, insiste en que Pujol Soley "no ha aportado documento alguno que justifique" que el dinero de Andorra procede de su padre, Florenci. E insiste en que la familia Pujol ha utilizado sociedades instrumentales "para repartirse comisiones".También revela que Oriol Pujol (imputado en el 'caso ITV' y en otro por cobro de comisiones en Barcelona) está relacionado con "una operación sospechosa de compra y posterior venta" de una casa, "una vez reformada" por la empresa Teyco, asociada a Carlos Sumarroca,"cuando era el máximo responsable" de CiU en Catalunya.

0 Comentarios
cargando