Ir a contenido

EL FUTURO DEL AUTOGOBIERNO

El Parlament aprueba convocar una consulta de autodeterminación la próxima legislatura

La resolución de CiU y ERC sale adelante con el apoyo de ICV-EUiA, Solidaritat y Laporta

El socialista Ernest Maragall vuelve a desmarcarse de su partido y vota el texto de los nacionalistas

JOSE RICO / FIDEL MASREAL / Barcelona

Al calor de la manifestación independentista de la Diada, el portazo al pacto fiscal y el órdago independentista de Artur Mas, el Parlament ha aprobado este jueves una resolución que insta al Govern que salga de las elecciones del 25-N a convocar una consulta de autodeterminación, "prioritariamente", la próxima legislatura. El texto, impulsado por CiU y ERC, ha sumado los votos de ICV-EUiA, Solidaritat, Joan Laporta, así como el del diputado socialista Ernest Maragall. El PPC y Ciutadans se han opuesto, mientras que el PSC ha optado por la abstención. No obstante, los socialistas han certificado su giro soberanista de las últimas semanas al defender una resolución propia que abría la puerta a una consulta sin la autorización del Estado.

En la última jornada del debate de política general se han sometido a votación tres resoluciones que promovían una consulta de autodeterminación, pero únicamente ha salido adelante la que pactaron CiU y ERC. ICV-EUiA impulsaba otra que establecía que la consulta se produjese forzosamente durante el siguiente mandato. Y el PSC enmendó in extremis su propia resolución para incluir la posibilidad de que, "en el marco de la legalidad", los catalanes puedan "decidir libremente" su futuro, bien mediante un referendo (iniciativa que requiera el aval del Gobierno central), o a través de una consulta no vinculante (vía que podría impulsar el Parlament sin pedir permiso a Madrid).

Tres horas de reunión

Los socialistas han introducido este cambio tras casi tres horas de reunión del grupo parlamentario, en la que ha habido un intenso debate y posiciones encontradas. El redactado final supone un paso adelante significativo en la apuesta del PSC por el derecho a decidir, que hasta ahora era muy difusa, y es un claro guiño al sector catalanista del partido, que presionaba desde la manifestación de la Diada para que la organización asumiese sin titubeos el derecho de autodeterminación. Aún así, dos diputados socialista del ala catalanista, el propio Maragall y Marina Geli, se han desmarcado de su propia resolución y han optado por la abstención. Tras la votación, Geli ha aclarado que en su caso ha sido un error.

Por otra parte, en un gesto poco frecuente, los diputados del PSC se han abstenido en todas las resoluciones presentadas por el resto de grupos, lo que, entre otras cosas, ha permitido a CiU no perder ninguna de las votaciones del pleno, incluida una de ICV-EUiA que exigía la comparecencia del presidente de la Generalitat para dar explicaciones por los escándalos de corrupción que salpican a CDC. El parlamentario socialista Higini Clotas, que iba a ser relevado como vicepresidente del Parlament antes del anuncio de elecciones anticipadas, no ha participado en ninguna votación.

0 Comentarios
cargando