Ir a contenido

tú y yo somos tres

María Teresa Campos, en Chester (Cuatro).

Las Campos, el salvavidas de Mediaset

Ferran Monegal

Aunque parezca mentira, las Campos están salvando el imperio Mediaset. Después de los reiterativos 'docurealitys' que ha ido emitiendo Tele 5 sobre ellas a lo largo de los últimos meses; después del larguísimo polígrafo a la hija menor Carmen en el 'Deluxe' de hace una semana; después del polígrafo a Terelu -más largo todavía- del sábado pasado; después de la sesión de tres horas de Bertín con mamá María Teresa a principios de este mes de noviembre, resulta que Risto Mejide ha elegido a la señora Campos para inaugurar su segunda temporada de 'Chester' (Cuatro). ¡Ah! Podría parecer una decisión equivocada. Podríamos suponer que tanta Campos agota. Error. A pesar de que mucho de lo que le ha contado a Risto ya se lo contó hace tres semanas a Bertín, la señora Campos le ha proporcionado una estimable audiencia. O sea, que en Mediaset están desesperados con la 'ratomaquia' 'Gran Hermano', por ejemplo, porque no hay manera de que les funcione, pero ponen a las Campos una y otra vez y se les quita el disgusto de golpe. ¡Ah! La audiencia, vista en masa, en tropel, somos un fantástico misterio. Lo más comentado de esta sesión del 'Chester' fue cuando la señora Campos contó que hace 25 años convocó en la radio a Sabina y les salió una entrevista para chuparse los dedos. Una de las mejores que ha hecho en su vida radiofónica. Contó el secreto de aquel éxito: «Sabina, al llegar, encendió un porro. Y yo me dije: 'aquí el rollo es seguirle el rollo'. Y el porro se lo fueron fumando los dos, y les salió una conversación fabulosa». Hombre, es una anécdota pequeña. Insignificante. Pero ha provocado una gran simpatía y excitación en los medios. ¡Ah! Es lo que tiene el humo de un porro: nubla la mirada pero entretiene la mente. La tele es gaseosa.

María Teresa Campos, en Chester (Cuatro). / periodico

LLAMÉMONOS DE USTED .- «¿Nos tuteamos o nos hablamos de usted?», le preguntó Mas a Zapatero ('Salvados', La Sexta).Zapatero respondió; «De usted». Fue el preámbulo de un encuentro que tuvo momentos deliciosamente tensos. Zapatero jugó la carta irónica. «Usted no ha dejado la política. Siempre se le ha visto por la Generalitat, en la cocina». ¡Ah! Era una forma de decirle que quien ha cocinado el procés, y sus consecuencias, es él. Mas por su parte le recordó la salvaje liquidación del Estatut: «Nos lo birlaron», le recriminóY la temperatura subió. Pero el diálogo era de sordos.

0 Comentarios
cargando