Ir a contenido

tú y yo somos tres

Una pared de cartón dividió El intermedio.

Un muro dividió los unos y 'els altres'

Ferran Monegal

Comparemos hoy las miradas de humor sarcástico sobre la Diada. Las de los programas de tele socarrones que muerden, o que han pretendido morder, con más o menos ironía y causticidad, sobre la jornada del Onze de setembre. Comencemos con 'El intermedio' (La Sexta), programa que presentó su plató dividido en dos. Un muro de ladrillos -en realidad eran de cartón- separaba la escena en dos partes. En una estaba Wyoming junto a una bandera de España. Sonaba el himno nacional español. En el otro estaban los catalanes Dani Mateo y Thais Villas junto a una 'senyera'. Conviene advertir que Thais es de Fraga, pero para el gag es irrelevante. Decía Wyoming, señalándolos: «Estos dos son los del 'intermig'. Son 'els altres'». El muro que les dividía estaba agujereado. Tenía un boquete enorme, por el que se podía pasar de un lado al otro con toda tranquilidad, detalle que aumentaba el carácter jocoso del planteamiento escenográfico. O sea, este muro de risa, en sí mismo, ya constituía un humorismo, una sátira. De los vídeos que seleccionaron de la manifestación en el paseo de Gràcia, se detuvieron particularmente en el momento en que una de las estrellas de TV-3, Quim Masferrer ('El foraster'animaba a la ciudadanía a contribuir económicamente en la colecta para imputados y multados. La selección de este momento -una cara famosa de TV-3 impulsando donaciones para determinados políticos- también lleva implícita una reflexión meditable. Quizá en el futuro, en alguna Facultad de Comunicación y Ciencias de la Imagen, profundicen en el tema y hagan un análisis amplio.

El Gran Woyoming en el Intermedio (La Sexta). / periodico

BUENAFUENTE .- También en 'Late motiv' (#0, Movistar+), Buenafuente basó su monólogo en la Diada. Lo hizo con su estilo habitual cuando aborda temas de política catalana: equilibrismo en el alambre. Hizo un gag sobre la vicepresidenta y el 'president', combinados. Dijo: «El único gesto del Gobierno de acercamiento a la Generalitat es que Soraya se ha cortado el pelo como Puigdemont». Luego se explayó con Rajoy, eso sí. Lo comparó con el monje shaolín de la serie 'Kung Fu', aunque se repensó advirtiendo: «Claro que Rajoy vestido de naranja sería Albert Rivera». Me gustó más el apunte sobre la equidistancia:«En Catalunya, si no estás en ninguna trinchera, te llaman puto equidistante». Ahí estuvo acertado.

0 Comentarios
cargando