Ir a contenido

NUEVO PROYECTO DEL MÚSICO Y ESCRITOR

Xavi Sarrià, después de Obrint Pas

El cantante valenciano presenta en Apolo su primer disco en solitario, 'Amb l'esperança entre les dents'

Jordi Bianciotto

El músico y escritor valenciano Xavi Sarrià

El músico y escritor valenciano Xavi Sarrià / XEPO W S

Después de sus recitales con Feliu Ventura cabía pensar que Xavi Sarrià quizá se decantaría por la estética de la canción de autor en su carrera en solitario, pero el disco, ‘Amb l’esperança entre les dents’, que ha salido este mes de septiembre, conserva buena parte del pulso agitador de Obrint Pas. “Es una continuación más que una ruptura con el pasado”, estima el cantante valenciano, que lo presentará este miércoles en Apolo (21.00 horas; abrirá el hip-hop de Atupa).

Tras el final, en el 2014, de Obrint Pas, seguramente la banda más influyente de la escena valenciana moderna con su mezcla de punk, ritmos jamaicanos, apego a las raíces y activismo político, Xavi Sarrià publicó una novela, ‘Totes les cançons parlen de tu’, en la que evocaba la Valencia de los 90 en contraste con la que sus padres conocieron en los 70. Siguiendo ese hilo, el libro conecta con la canción que da título al disco. “Plantea un repaso a nuestras vidas, a la época en que empezamos a crecer, a vivir y a enfrentarnos a nuestros conflictos, tirando adelante con actitud de lucha”, explica Sarrià.

Cosas que remueven

Experiencias, conflicto, lucha… Conceptos muy Obrint Pas. ¿No puede ser agotador ver la vida siempre desde este lugar? “Bueno, es nuestra manera, mi manera, de hacer canciones, reflejando las cosas que nos remueven por dentro, aunque muchas de ellas hablan de sentimientos y emociones”, argumenta Xavi Sarrià. Más aún en este disco, añade. “Aquí no represento una voz colectiva, como en Obrint Pas, y puedo expresar una visión más íntima”.

Aquellos recitales con Ventura, como el del Auditori, dentro de Barnasants, donde cantaron a autores como Viglietti, Jara y Montllor, le acercaron, en efecto, a la canción de autor. “Y lo primero que pensé fue hacer un disco en esa línea, pero comencé a trabajar en composiciones sin pensar en el estilo. Estaba abierto a todo y sin prisas”, explica. Pero se dio cuenta de cuál era su lugar. “El mundo de los cantautores no es el mío, no me siento ahí tan a gusto como en el del rock”, confiesa, si bien recuerda que el disco se cierra con un cálida pieza a voz y guitarra, ‘Cançó de l’alba’.

Pero el nuevo trabajo es tan poético como rotundo en su sonoridad, incorporando un registro vocal rapeado inhabitual en él. “Me gustó asumir ese reto, probar algo distinto. Cantar de esa forma rapeada me permite expresar las letras de otra manera”, asegura Sarrià, a quien no le pasó por la cabeza montar una banda heredera de Obrint Pas. “Cuando creas un grupo tiene que haber todo un concepto nuevo, una identidad, y no me acababa de ver. Me planteé este disco como una evolución personal”.

Lectura en valenciano

En paralelo a su carrera musical se mantiene vinculado a la cooperativa editorial Sembra Llibres, que publicó su novela y que este otoño ha recuperado ‘Milions d’ampolles buides’, de Pedrolo, y editado el libro sobre el abogado August Gil Matamala firmado por David Fernàndez y Anna Gabriel. “Intentamos acercar ciertos libros a las nuevas generaciones e invitar a reflexionar, además de trabajar por romper la barrera de índice de lectura en valenciano, que está en el 3 o 4%”.

El concierto de Apolo estaba programado para el 8 de noviembre, día de la huelga general en Catalunya, que Sarrià apoyó “por la ola de represión que estamos viviendo, la más grande desde el franquismo”, apunta. Y mirando al sur, añade: “En el País Valenciano estamos sufriendo un aumento de la extrema derecha, que el 9 de octubre agredió a nuestra gente con total impunidad”.

Con “la esperanza entre los dientes”, en fin, fundiendo ilusión y ánimo combativo, Sarrià se plantará en Apolo acompañado de una banda amplia, ocho músicos, algunos de ellos procedentes de grupos como la Balkan Paradise Orchestra, La Gossa Sorda y Tashkenti. Presentarán el disco y rescatarán, desliza el cantante, algunos clásicos de Obrint Pas. Y vuelve ahí a la idea primera: “el concierto es una continuación, no una ruptura”.

0 Comentarios
cargando