Ir a contenido

NUEVOS MODELOS DE PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL

He estrenado mi película en Netflix, ¿ahora qué?

'7 años', el primer largometraje producido por la plataforma en España, se convierte en una obra de teatro internacional tras la buena acogida de los espectadores

Olga Pereda

Fotograma de Siete años, protagonizada por Paco león, Juan Pablo Raba, Juana Acosa (en la foto), Manuel Morón y Álex Brendemühl

Fotograma de Siete años, protagonizada por Paco León, Juan Pablo Raba, Juana Acosta (los tres, en la foto), Manuel Morón y Àlex Brendemühl. / NETFLIX

"Tras el estreno en Netflix empezaron a llegarme mensajes de espectadores de Corea, Polonia, Sudáfrica..."

Nervios. Muchos nervios. El fin de semana de estreno en cine de una película, el director y el resto del equipo pasan días de angustia. ¿Le sonreirá la taquilla? Los datos están ahí, para tranquilizar al personal. O agobiarlo en caso de que la cifra sea baja. Con Netflix todo cambia. No hay datos. No hay ComScore -el principal medidor de audiencia en salas- que valga. La plataforma 'online' de pago tampoco te dice cuánta gente ha visto tu película. Es más, por no saber no sabemos ni cuántos abonados hay en cada territorio. Solo que está presente en 190 países y tiene 100 millones de suscriptores. ¿Qué pasa, pues, cuando estrenas una película en Netflix? Muchas cosas. Por ejemplo, que puede acabar siendo una obra de teatro estrenada en otros países. Esto es lo que ha pasado con '7 años', dirigida por Roger Gual ('Smoking room', 'Menú degustació').

Rodada en un único escenario y con cinco actores (Juana AcostaPaco LeónÀlex Brendemühl, Juan Pablo Raba y Manuel Morón), '7 años' es la primera película que Netflix produjo en España. Dura 90 minutos y cuenta la historia de cuatro amigos que, en su día, montaron una empresa tecnológica. En pocos años, empezaron a facturar millones de euros y se convirtieron en ejecutivos de éxito. Un día -y ahí empieza la historia- sucede algo (es mejor no saber qué) y se ven obligados a reunirse durante horas para llegar a un acuerdo. Es una situación extrema. ¿Quién sacrifica su libertad para salvar a la firma y al resto de colegas de la ruina?

El 28 de octubre se estrenó, entrando a formar parte del amplísimo catálogo de Netflix. Días antes, uno de sus productores, Federico Jusid, aseguraba que estaban totalmente desconcertados. "No hay un precedente, así que también estamos expectantes, con gran entusiasmo y curiosidad por saber qué pasa. Yo, personalmente, tengo un concepto muy romántico del cine. Me gusta la sala oscura. Pero creo que '7 años' es una película que puede latir muy bien en la pequeña pantalla. Lo digo porque no es un filme que narre una aventura espacial ni una batalla de romanos", explicaba Jusid en aquel momento.

"Ha ido bien"

“Cuando estrenas una película en Netflix nadie te dice la audiencia que ha tenido. Lo único que te comentan es si ha ido bien o no. A nosotros nos dijeron que había ido bien tanto en España como en América Latina”, cuenta Roger Gual a EL PERIÓDICO. Con el paso de los días, el realizador empezó a recibir comentarios en las redes sociales por parte de gente que había visto la película en la plataforma. “Me llegaron mensajes de Corea, Polonia, Sudáfrica… Impresionante. Eran espectadores que me hablaban muy bien de '7 años'”. Lo más curioso fue que entre los mensajes que recibió el director en sus redes sociales había muchos actores de países como Brasil y Argentina que le preguntaba si la película podría reconvertirse en teatro

“Alucinamos, de verdad. No nos esperábamos para nada una acogida así. A cada mensaje que nos llegaba, le decíamos que los derechos son de Netflix y que para sacar una obra de teatro había que llegar a un acuerdo con ellos”. Y eso hicieron los productores. Ante la demanda tan brutal, la oficina de Federico Jusid empezó a negociar con la plataforma y con la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). El resultado es que '7 años' tendrá versión teatral en Sao Paulo, Buenos Aires, París y México D.F. De momento, porque las plazas pueden aumentar.

Pase de prueba

Antes de que la película se estrenara en Netflix, el equipo hizo un pase en el cine Capitol de la Gran Vía madrileña. “Ahí me di cuenta de que la cinta respiraba por sí misma. El púbico se rio en determinados momentos y también notamos la tensión en las escenas más dramáticas. Sabíamos que podía funcionar, pero nunca imaginamos lo que nos ha pasado con ella”, concluye Gual.

Los productores realizarán labores de control, pero las adaptaciones teatrales corresponderán a los autores de cada país. ¿Podría la obra desembarcar en España? Podría ser, sí. Es una de las opciones que Gual está barajando.

Roger Gual, durante el rodaje de '7 años'.

Visibilidad internacional

El barcelonés está pletórico. Afirma que estrenar en Netflix tiene grandes ventajas y algunos inconvenientes. Estos últimos son, básicamente, la “penita” que da no estrenar en cines (una lógica aspiración de cualquier cineasta) y el hecho de que los festivales estén poniendo pegas para incluir las películas en su programación, como ha ocurrido en Cannes. Mientras, las ventajas son que tienes un público potencial de 190 países. “Es una oportunidad fantástica de que la gente vea tu trabajo. Con '7 años' he tenido una visibilidad internacional que no tuve con 'Smoking room' ni 'Menú degustació'. Está muy bien ver películas en salas, pero también está bien verlas en la televisión de casa. Nada es incompatible”, subraya el director, al mismo tiempo que destaca que '7 años' habla de temas universales, como el ser humano, la ética y la amistad.

Gual -que está metido de lleno en la adaptación al teatro de 'Smoking room', que se estrenará en octubre en la sala Pavón de Madrid- también tiene entre manos el guion de otra nueva película. ¿Con Netflix? Ya lo veremos.

Otros estrenos españoles en la plataforma

Tras varios años guardado en un cajón de Telecinco Cinema, el guion de 'Fe de etarras' es, por fin, una película. Y se estrenará no en cines sino en la plataformaNetflix, que se ha atrevido a producirla. Sus guionistas, Borja Cobeaga (que también la dirige) y Diego San José la definen como "'Friends', pero en un piso franco". ¿Qué ocurrirá tras su estreno en los 190 países en los que está presente el gigante audiovisual? Toda una incógnita. 'Fe de etarras' discurre en el 2010, con el Mundial de Sudáfrica de fondo, y narra las peripecias de unos compañeros de piso: un peculiar comando de ETA formado por un veterano de la banda (Javier Cámara), una pareja comprometida con la causa (Miren Ibarguren y Gorka Otxoa) y un manchego (Julián López) convencido de que ser terrorista le hará sentir como Chuck Norris.


Otra película española que también ha ido de la mano de Netflix fue 'Pîeles', el sorprendente y refrescante debut como director de Eduardo Casanova. Antes de que se estrenara en cines (el pasado febrero), ya estaba disponible en la plataforma de pago para todos sus abonados a excepción de los españoles, que deberán esperar unos meses hasta que el filme, un radical y revolucionario retrato de gente deforma, aparezca en su catálogo.

0 Comentarios
cargando