El Periódico

PRÓXIMO DECRETO DE AGRICULTURA

La Generalitat autorizará la venta de leche cruda de ganaderos a particulares

La comercialización directa se prohibió en los años 90 por motivos sanitarios

La Generalitat autorizará la venta de leche cruda de ganaderos a particulares

RAMON GABRIEL

Una explotación ganadera en el municipio de Vallfogona de Balaguer.

Viernes, 19 de mayo del 2017 - 18:27 CEST

Los ganaderos catalanes podrán vender al consumidor leche cruda de vaca, sin tratamiento previo y sin intermediario de por medio, según un decreto que la Generalitat tiene previsto aprobar en los próximos meses. Aunque la comercialización de este tipo de leche ya es habitual en diversos países europeos, como Francia e Italia, sería la primera comunidad autónoma en autorizarla. La leche cruda, que tiene un sabor más intenso, debe ser consumida antes de tres días y ser hervida previamente.

La prohibición de la venta de leche cruda se estableció en los años 90 por motivos sanitarios a raíz de la entrada de España en la Unión Europea, pero "las cosas han cambiado mucho desde entonces", explica a este diario la 'consellera' de Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació, Meritxell Serret. Además de haber desaparecido o estar controladas las graves enfermedades de hace décadas, el sector vaquero en Catalunya está "altamente profesionalizado y tecnificado", de forma que se dan "todas las garantías para asegurar las condiciones sanitarias". La decisión se ha acordado en colaboración con el Departament de Salut.

Para garantizar las condiciones sanitarias, prosigue Serret, se creará "un sistema de registro" de las explotaciones que quieran vender leche cruda a particulares. Además, estas deberán garantizar la trazabilidad del producto y tendrán la obligación de informar de que la leche ha de hervirse y consumirse en un máximo de tres días. El decreto prevé que el ganadero "no podrá comercializar la leche sin facilitar toda esta información al consumidor".

La 'consellera' afirma que no hay ninguna estimación de la posible demanda, aunque da por hecho que no será muy grande. Como explica Serret, se permitirá vender al ganadero "un porcentaje pequeño" de su producción, "de forma que pueda ampliar sus posibilidades de negocio y obtener un complemento" económico a su actividad principal.

Serrat explica que la autorización obedece a una demanda "de hace años" del sector, interesado en diversificar la oferta, y confía en que ahora los consumidores puedan "redescubrir el producto y todas sus cualidades organolépticas". De hecho, será como un 'extra' muy vinculado al consumo de proximidad.

La leche cruda no debe confundirse con la leche fresca o pasterizada, también perecedera, que es sometida a un calentamiento de 80º durante unos 15 segundos. La leche más habitual en los supermercados, conocida como uperisada o UHT, cuyos envases se pueden mantener cerrados durante meses, se hierve a 150°C durante unos cinco segundos, lo que le priva de parte del sabor.

La leche cruda puede ser una fuente de bacterias dañinas, entre ellas 'E. coli', 'Salmonella' y 'Campylobacter', según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), pero los riesgos pueden negligirse con tres actuaciones clave: higiene en las granjas, mantenimiento de la cadena del frío y hervir antes de consumir.

La baja de Suárez dibujará un ataque nuevo en el equipo que este sábado se mide al Alavés