El Periódico

El incendio ha calcinado ya 30.000 hectáreas

La muerte de un bombero eleva los fallecidos a 63, mientras que la cifra de heridos sube a 135 personas

El tiempo en la zona seguirá igual hasta el jueves

El incendio ha calcinado ya 30.000 hectáreas

ARMANDO FRANÇA / AP

Tramo de la carretera N-236-1, llamada ahora carretera de la muerte, entre Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pera.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Lunes, 19 de junio del 2017 - 22:04 CEST

El incendio de Pedrógão Grande, que sigue activo, ha consumido ya más de 30.000 hectáreas de bosque, sobre todo de eucalipto, desde que se inició el pasado sábado, según datos del Sistema Europeo de Información de Fuegos Forestales. Este censo provisional supera ampliamente las estadísticas alcanzadas en los grandes incendios del 2012 (en Tavira) y del 2003 (en La Chamusca), los mayores incendios habidos hasta ahora en Portugal.

El balance de víctimas del incendio se ha elevado este lunes a 63 muertos, el último en incorporarse a la fatídica lista fue un bombero que estaba hospitalizado en Coimbra en estado grave. El agente, de nombre Gonçalo, pertenecía al cuerpo de Castanheira de Pera, tenía 40 años y era padre de un niño. La cifra de heridos se ha actualizado hasta alcanzar las 135 personas, de los que seis están en estado crítico.

Hasta 37º C y rachas de viento de unos 55 kilómetros por hora. La previsión para este martes del IPMA, el instituto portugués de meteorología, dice que las condiciones en Pedrógão Grande van a ser muy similares a las de los últimos días, con ráfagas de viento algo más suaves. El tiempo se mantendrá estable hasta el jueves, cuando entrará un frente de nubes, que reducirá las temperaturas y dejará lluvias a partir del sábado.

La Comisión Europea ha admitido excluir del cálculo del déficit portugués los fondos gastados para combatir la emergencia de los incendios. «De acuerdo con las normas de la UE, los fondos gastados en respuesta a grandes catástrofes naturales pueden clasificarse como one off», es decir, una medida de excepción irrepetible que no se considera para calcular el déficit, dijo ayer la comisaria Annika Breidthardt.

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros