El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

LAS NEGOCIACIONES POSELECTORALES

Iglesias solo apoyará a Sánchez si Podemos está en el Gobierno

El partido morado defenderá "con firmeza" el referéndum, pero está dispuesto a escuchar la propuesta del PSOE

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Lunes, 25 de enero del 2016 - 10:27 CET

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en campaña electoral.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, considera "imprescindible" que el Gobierno "del cambio" tenga una composición proporcional al resultado que los partidos tuvieron en las elecciones, lo que se traduciría en que "al menos la mitad" de los ministros y "por supuesto la vicepresidencia" sean para Podemos e IU. Podemos quiere estar dentro, y si no lo está, no votará la investidura de Pedro Sánchez. "No creemos en esa vía", ha afirmado en declaraciones a la Cadena Ser, y ha argumentado que "la garantía" de que haya cambios es que entren a gobernar "equipos de personas que introduzcan savia nueva en los aparatos del Estado". Por su parte, el secretario general del PSOE ha respondido en un tuit que "nunca liderará" un Ejecutivo "basado en la desconfianza".

Iglesias, sobre la reclamación de un referéndum para Catalunya, uno de los principales escollos para un acuerdo con los socialistas, ha defendido en la entrevista que su partido negocia sin líneas rojas, mientras que, en su opinión, el comité federal del PSOE sí las ha puesto. El referéndum, ha recordado, es una propuesta que Podemos va a "defender con firmeza" y si los socialistas tiene una propuesta distinta están dispuestos a escucharla.

No obstante, ha afirmado que el PSOE no les ha propuesto nada aún y ha defendido la consulta como la vía "más eficaz" para evitar el "choque de trenes" y ha recalcado que está inspirada en lo que el PSC defendía hace un par de años. También ha subrayado que es una reivindicación "absolutamente mayoritaria" en Catalunya y que gana apoyos en el resto de España. "Queremos que Catalunya sea reconocida como nación en el marco de un nuevo encaje constitucional en España", ha resumido.

OPINIÓN DE LAS BASES

El líder de Podemos ha añadido que si su partido y el PSOE llegan a un pacto, la "hoja de ruta de cambios constitucionales", el programa y las medidas a aplicar los primeros cien días tendrá que ser sometido al visto bueno de los inscritos en Podemos, y su decisión será vinculante.

Iglesias ha calificado como "cordial" su conversación de este domingo con el líder del PSOE y ha subrayado que tuvo un tono distinto al de la rueda de prensa de Sánchez del viernes y el comunicado del PSOE del sábado, que tildaba de "chantaje" la oferta de los podemistas. Así, ha lamentado que solo haya sido la tercera conversación entre ambos desde las elecciones y ha deseado que haya una vía de diálogo continuo entre ambos partidos.

Con todo, el catalán no será el único frente territorial abierto en una eventual negociación entre el PSOE y el conglomerado podemista. Así, la portavoz de la agrupación parlamentaria de En Marea (dentro del grupo de POdemos, como En Comú Podem) , Alexandra Fernández, ha explicado que la coalición gallega --formada por Podemos, Anova y Esquerda Unida-- mantiene la mano tendida al PSOE para negociar la investidura de Pedro Sánchez, pero establece unas condiciones "concretas" para Galicia. En concreto, se trata de un paquete de medidas de "restitución de derechos", volviendo al "kilómetro cero de la legislatura de Rajoy". Además,los galleguistas piden que se el PSOE reconozca "la plurinacionalidad" del Estado y, a partir de ahí, iniciar un "diálogo". "Sería una irresponsabilidad no hablar de este tema", ha manifestado Fernández, quien ha desvelado que el propio Rey se interesó por conocer el "posicionamiento" de En Marea sobre esta cuestión.

Florentino Pérez se dejó ir en el palco de San Siro tras la final entre Real Madrid y Atlético con un recado para el FC Barcelona

Arbeloa hizo referencia al "contigo empezó todo" y el Bernabéu le cantó "¡Piqué, cabrón, saluda al campeón!"