El Periódico

La oposición califica de "escenificación" el acto de compromiso con el referéndum

La CUP considera que el Govern debería haber aprovechado para fijar la fecha y pregunta de la consulta

La oposición califica de "escenificación" el acto de compromiso con el referéndum

Acto solemne del Govern en apoyo al referéndum en el Palau de la Generalitat.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Viernes, 21 de abril del 2017 - 13:39 CEST

El Govern en pleno se han comprometido este viernes, en un acto solemne en el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat, a "organizar, convocar y celebrar un referéndum", del que se hace "responsable" colectivamente para que Catalunya pueda ejercer el "derecho inalienable" a la autodeterminación. Una declaración simbólica que ha levantado las críticas de la oposición, que ha atribuido el acto a la necesidad de paliar las discrepancias dentro del propio Ejecutivo.

El PSC ha tildado de "teatro" la acción y ha asegurado que esta necesita de "escenificar unidad" responde a un 'procés' que se está apagando. El diputado socialista Raúl Moreno ha señalado que "pone de manifiesto las dificultades internas y externas que tiene el Govern para llevar a cabo un referéndum que está fuera de la legalidad y que llevará a Catalunya a un choque de trenes con el Gobierno del Estado".

El diputado de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela, ha insistido en que la "escenificación no tiene ningún valor político ni jurídico" y ha dejado claro que para su grupo es "tremendamente" más relevante la movilización del Pacte Nacional pel Referéndum, prevista para este domingo coincidiendo con la diada de Sant Jordi.

Por su parte, el PPC ha considerado que el acto forma parte de "escalada de provocaciones" y que tan solo se trata de "una nueva foto para el proceso que no sirve para nada más que para reflejar que para el Govern su única prioridad" es la secesión de Catalunya. "Pedimos que si tienen que hacer algo lo hagan y se atengan a las consecuencias, pero que dejen de alimentar la rueda del hámster", ha lanzado al Govern el diputado Fernando Sánchez Costa.

Ciutadans ha reprochado al equipo de Puigdemont que siga "empecinado" en el "monotema". La diputada Noemí de la Calle ha asegurado que "todos saben que la única prioridad del Govern es esta" y ha reivindicado que los problemas de la gente son otros, por lo que ha criticado que el acto se haya celebrado cuando estaba prevista una reunión sobre el cumplimiento de los compromisos asumidos en el pleno de emergencia social, que finalmente se ha celebrado a las 11 horas.

LA CUP URGE FECHA Y PREGUNTA

La CUP ha lamentado que el Govern no haya aprovechado el acto para fijar la fecha y la pregunta del referéndum. La diputada 'cupaire' Gabriela Serra, al igual que el resto de la oposición, ha atribuido el acto a la necesidad dede reafirmar ante la ciudadanía la voluntad de hacer el referéndum después de "cierto movimiento, confusión y contradicciones" aunque ha matizado que esto "supuestamente ya estaba claro".

A través de Twitter, la presidenta del grupo parlamentario, Mireia Boya, ha recordado que el 27 de septiembre del 2015 fueron escogidos 72 diputados de Junts pel Sí y la CUP para "construir en 18 meses una república independiente". En la cuestión de confianza al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el 28 de septiembre del año pasado, los 'cupaires' avalaron "una cadena de confianzas con el compromiso de hacer un referéndum o referéndum" y, el 6 de octubre, el Parlament "fijó un plazo para poner las urnas: septiembre de 2017", añade Boya. En marzo, prosigue, el Parlament aprobó "los presupuestos del referéndum", por lo que ya es posible "comprar urnas y papeletas", y hoy el Govern "renueva un compromiso que ya había adquirido cuatro veces antes en el Parlament". Y termina exigiendo: "Solo queremos cuatro fotos más: fecha y pregunta, convocatoria, votación y proclamación de la república. El compromiso ahora es trabajar y ganar", apostilla Boya, que adjunta un cartel con el lema "Referéndum 2017, sí o sí".

El 4 de julio fecha clave; si se presenta a la pretemporada del PSG quedaría casi descartado