El Periódico

Los militantes del PSOE podrán votar por internet en la consulta sobre el acuerdo de Gobierno

La dirección socialista aprueba este viernes el reglamento de su referéndum interno

Los militantes del PSOE podrán votar por internet en la consulta sobre el acuerdo de Gobierno

DAVID CASTRO

Sánchez, junto a varios miembros de la dirección del PSOE, durante el comité federal del pasado 30 de enero. 

EL PERIÓDICO / MADRID

Jueves, 11 de febrero del 2016 - 19:50 CET

El reglamento de la consulta que el PSOE efectuará a sus bases si finalmente hay acuerdo de gobierno para que Pedro Sánchez llegue a la Moncloa incluye la posibilidad de votar por internet. La dirección socialista aprobará este viernes las normas del referéndum interno, pero poco antes se ha tomado esta decisión durante un encuentro del secretario de Organización, César Luena, con sus homólogos de las federaciones.

Esta es la principal novedad sobre la regulación que ya se puso en práctica en julio del 2014, en las primarias internas para sustituir a Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del partido, que ganó Sánchez frente a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias.

LOS PLAZOS

Aquellos afiliados (de un total cercano a los 195.000) que quieran votar por internet deberán solicitarlo de forma previa y podrán hacerlo durante dos o tres días, mientras que la consulta en urna será en una sola jornada, según fuentes socialistas. La fecha del referéndum interno, sin embargo, aún no está fijada, ya que depende del ritmo de las negociaciones con el resto de partidos y de que estas lleguen a buen puerto.

Las fechas que se barajan como más probables son el último fin de semana de febrero o el primero de marzo, y un día después tendrá lugar un comité federal donde, en principio, se ratificará la decisión tomada por los afiliados. La pregunta será directa y los militantes deberán contestar con un ‘sí’ o un ‘no’ al eventual pacto alcanzado.

El líder del PSOE y candidato a la investidura anunció por sorpresa la consulta a las bases el pasado 30 de enero, durante el comité federal del partido. Mediante este mecanismo, Sánchez logró sustraerse en gran parte del férreo control que le querían imponer los barones más importantes, que desconfían de su secretario general.

El FC Barcelona se ha asegurado una opción de privilegio sobre el futuro de Gabriel Jesus, que no firmará por ningún equipo sin antes comunicarlo al club blaugrana

Un puñado de spaghetti han sido el centro de atención en la llegada de Wanyama