El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

Iglesias propone un Gobierno con Sánchez y se arroga "la retirada" de Rajoy

El líder del PSOE sería presidente, él vicepresidente, y Alberto Garzón obtendría un ministerio

El plan incluye un ministerio de "plurinacionalidad" que asumiría Xavier Domènech

Iglesias propone un Gobierno con Sánchez y se arroga "la retirada" de Rajoy

JOSÉ LUIS ROCA

Pablo Iglesias, flanqueado por Íñigo Errejón y Xavier Domènech, en el Congreso de los Diputados.

Viernes, 22 de enero del 2016 - 14:19 CET

Pablo Iglesias pone del revés el escenario presidencial con una jugada estratégica que consigue forzar a Mariano Rajoy a posponer su turno de investidura. Para Podemos, la propuesta lanzada para formar un Gobierno con PSOE e IU es una jugada maestra: se arrogan "la retirada" del candidato popular, sitúan el balón en el tejado de los socialistas, y consiguen salir del papel pasivo reservado para los terceros. "Espero que Pedro Sánchez esté a la altura. Le toca mover ficha", señaló Iglesias tras conocer la decisión de Rajoy.

CLAVES pARA EL ACUERDO

  • Cerrojazo a la corrupción. Salida de todos los militantes del PSOE de consejos de administración de empresas estratégicas.
  • Plan de emergencia social. En los primeros 100 días de Gobierno deberían aprovarse medidas contra los deshaucios, cortes de suministro por pobreza sobrevenida y a favor de las mujeres víctimas de violencia machista.
  • Reforma de la Constitución. Blindaje de los derechos sociales, despolitización de la justicia, reforma de la ley electoral y asunción de la pluriacinalidad, que pasa por la celebración de un referéndum.
  • Relajación del déficit. Podemos defiende que España no puede asumir los 10.000 millones de euros más de recortes que quiere imponer la UE.

Cansado de esperar la llamada del líder socialista, había decidido tomar la iniciativa a principio de semana, pero apostó por hibernarla hasta el viernes para intensificar el golpe de efecto que implicaba comunicársela al Rey, apenas dos horas antes de que Sánchez fuese recibido también en Zarzuela.

Ambos dirigentes hablarán el fin de semana sobre la propuesta: un Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez, con vicepresidencia de Iglesias y un ministerio para Alberto Garzón, que recoge el guante y se muestra favorable al pacto. Convencido de que la única forma de garantizar un cambio real es estar presente en el Gobierno, Iglesias llegó a exponer la estructura de ese Gabinete, que incluiría un ministerio de nueva creación, el de "Plurinacionalidad", a cargo de Xavier Domènech, líder de En Comú Podem, que diseñaría un nuevo encaje territorial.

SIN LÍNEAS ROJAS

Consciente de la complejidad de negociar con un líder encorsetado por sus barones, Iglesias evitó levantar muros infranqueables. "Entendemos que no puede haber líneas rojas", admitió, y se limitó a pedir a los socialistas que planteen propuestas que impliquen "la asunción de la plurinacionalidad y la búsqueda de vías democráticas y nuevos encajes territoriales".

Podemos cree que convencerá al PSOE para poner en marcha, en paralelo, la reforma de la Constitución  -que implicaría un referéndum en toda España-  y la consulta en Catalunya. Entienden que, aupados por un cambio en el Gobierno central, la mayoría social catalana votaría contra la independencia.

El director general deportivo del equipo italiano confirma también negociaciones con Mascherano

Gerard Piqué publicó un enigmático tuit relativo a Christian Laettner suceptible de ser interpretado a los pocos minutos de que tanto Arbeloa como el Bernabéu se acordaran de él