El Periódico

D?o Din?mico 2015

Catalunya, 'alea jacta est'

Mas deberá medir los gestos con ERC para evitar el estigma de radical que asusta al empresariado

Homs y Gordó aspiran a ascender a 'consellers' y el principal interrogante es la continuidad de Puig

NEUS TOMÀS / Barcelona

Domingo, 23 de diciembre del 2012 - 09.50 h

Artur Mas, durante el debate en el pleno de investidura en el Parlament de este viernes.

Catalunya, de la mano de Artur Mas, ha cruzado el Rubicón y, como Julio César, el presidente de la Generalitat también se ha rebelado, en su caso contra las oligarquías que desde los salones madrileños (y alguno barcelonés) hace siglos que deciden el destino de España. Mas deberá medir los gestos con ERC para evitar el estigma de radical que asusta al empresariado.

Si con Julio César la República de Roma entró en guerra, ahora el presidente de la Generalitat deberá gestionar un conflicto sin precedentes entre Catalunya y el Estado. La suerte está echada, alea jacta est, como proclamó el conquistador romano. Mas pretende tejer un diálogo permanente para lograr consensos amplios en el Parlament que superen la alianza CiU-ERC, y deberá escoger un ejército muy capacitado (léase Govern) para hacer frente a semejante desafío. Homs y Gordó aspiran a ascender a `consellers¿ y el principal interrogante es la continuidad de Puig.

El país, según definición de la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, está en una "emergencia social permanente". En el diagnóstico seguro que coincidirían todos los partidos. En los culpables y la solución es en lo que no se ponen de acuerdo. Ni ellos ni la patronal y los sindicatos, a los que también apelan tanto Mas como Oriol Junqueras para que sumen esfuerzos con el nuevo Govern. El líder de Esquerra le pidió el viernes al expresident Jordi Pujol que CiU "ponga" en este proceso "experiencia" y "saber-ho fer". Los nacionalistas saben que solos no podrán hacerlo y que con ERC no basta. Porque para "reconstruir" el Estado del bienestar, como prometen los republicanos, y para convocar una consulta ¿cuya fecha es tan incierta como su resultado¿ se necesitará una mayoría más amplia.


>> Lea la información completa sobre los retos del futuro gobierno de Artur Mas en e-Periódico.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario