El Periódico

La mejor selecci?n de pisos y casas - Venta de pisos y casas

EL ÓRDAGO SOBERANISTA / SONDEO DE URGENCIA DEL GESOP

El 44% de catalanes votarían por la independencia y el 36%, en contra

El 'sí' a las dos preguntas planteadas por Mas es la opción preferida pero no alcanza el 50%

Un alto porcentaje, casi el 20%, todavía no ha decidido su posición ante la consulta propuesta

JOSE RICO / Barcelona

Sábado, 14 de diciembre del 2013

  • Mas, Junqueras, Herrera y Fernàndez, el jueves en el Palau.

Con la pregunta de la consulta soberanista recién salida del horno, el 44,1% de los catalanes votarían hoy a favor de la independencia y el 36,2% rechazaría la secesión. Así lo constata un sondeo realizado ayer mismo por el Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, que ha planteado a una muestra de 800 personas los dos apartados de la pregunta que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció el jueves tras acordarla con ERC, ICV-EUiA y la CUP, y que ayer fue ratificada por los máximos órganos de CDC, Unió e Iniciativa. La primera conclusión de estos datos es que el Estado independiente es la opción que sumaría más apoyos, pero no llegaría a rebasar el 50% en el conjunto de los catalanes si hoy se celebrase la consulta.

La segunda conclusión es una advertencia: el efecto sorpresa y las peculiares características de la pregunta formulada producen un alto porcentaje de indecisos, el 19,7%, cuyo comportamiento podría variar significativamente el resultado final de un referendo. Y otro aviso: el sondeo está realizado sin ningún tipo de estimación, es decir, a partir de la intención directa de voto manifestada por los entrevistados que han decidido que no se abstendrán en la consulta. De hecho, el porcentaje de abstencionistas, que es del 7%, ha sido excluido a la hora de calcularse los votos de las dos preguntas para extraer el resultado final, ante la imposibilidad de estimar su comportamiento por la falta de precedentes de este tipo de consulta.

A la primera pregunta de la consulta (¿Quiere que Catalunya sea un Estado?), el 52,3% de los catalanes escogería la papeleta del sí, frente a un 30,4% que votaría no. A esta primera cuestión, un 5,9% votaría en blanco y un 1,6% se inclinaría por el voto nulo. Un 9,8% no sabe o no contesta. A partir de estos datos, y según la fórmula acordada por las fuerzas del frente proconsulta, solo el 48,6% que sostiene que avalaría la creación de un Estado pasaría a responder a la segunda pregunta: ¿Quiere que este Estado sea independiente?

El resultado en este segundo apartado sería mucho más contundente que en el primero. El 84,3% votaría a favor de un Estado independiente y el 11,1% votaría en contra. El 1,5% optaría por el voto en blanco, mientras que el 3,1% no sabe o no contesta. Por abrumador que parezca, este resultado significa que, sobre el total de votantes, el respaldo a la independencia se situaría en el 44,1%, es decir, mayoría simple. Este dato se obtiene multiplicando los porcentajes del en ambas preguntas y dividiendo el resultado por 100. En el caso de los votos contrarios a la independencia, se realiza la misma operación pero multiplicando los síes de la primera pregunta y los noes de la segunda, y dividiendo nuevamente el resultado por 100.

El análisis de esta encuesta de urgencia (y de las muchas que seguro que se publicarán en los próximos 11 meses) son complejos, fruto de la formulación de la pregunta escogida por los partidos proconsulta. La complejidad radica en la posibilidad de que una victoria del en la segunda pregunta no represente un aval mayoritario de la sociedad catalana a la secesión. Y es que la combinación de dos preguntas encadenadas obliga al independentismo a obtener un muy elevado porcentaje de votos en ambas preguntas para rebasar la barrera del 50% del total de los votantes.

LOS FEDERALISTAS, CLAVES / Alcanzar este objetivo dependerá, en buena medida, de la participación en la consulta, y del grueso de votantes del no a la independencia en la segunda pregunta, que serán los detractores de la secesión pero partidarios de un Estado propio. En este último grupo, a priori, se situarían los defensores de una tercera vía, federal o confederal. Según estos datos, entre los partidarios de un Estado, la inmensa mayoría desean que sea independiente, lo que permite concluir que la gran mayoría de no independentistas apoyarían el no en la primera pregunta, es decir, el statu quo autonomista, relegando a gran distancia a los federalistas y confederalistas.

El último factor a tener en cuenta es que el sondeo se ha realizado 24 horas después de que se anunciase la pregunta de la consulta, con el lógico desconocimiento que la formulación puede conllevar en la ciudadanía. La pedagogía sobre la metodología será, pues, una de las asignaturas de los partidos.

Publicidad

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario