El Periódico

LA UNDÉCIMA LEGISLATURA

Carles Puigdemont es investido 'president' y se compromete a culminar "con éxito" el 'procés'

El sucesor de Artur Mas, elegido con los 62 votos de Junts pel Sí y 8 de la CUP, llama a aplicar ya la declaración de ruptura

La oposición acusa el nuevo jefe del Govern de caer en los errores de su predecesor e ignorar a los no independentistas

En el discurso del pleno de su investidura, Carles Puigdemont aseguró que la hoja de ruta sigue "inalterable" y que el programa que él presenta es el mismo que en su día presentó el presidente Mas.

RICARD CUGAT / VÍDEO: ACN

En el discurso del pleno de su investidura, Carles Puigdemont aseguró que la hoja de ruta sigue "inalterable" y que el programa que él presenta es el mismo que en su día presentó el presidente Mas.

Domingo, 10 de enero del 2016 - 23:01 CET

Carles Puigdemont Casamajó ya es el 130º presidente de la Generalitat. El Parlament lo ha ungido con los 62 votos a favor de Junts pel Sí y 8 de la CUP -y ha obtenido 63 en contra y dos abstenciones-, que ha marcado una tímida diferencia guardándose la abstención de dos diputados, Gabriela Serra y Josep Manel Busqueta. Nota para los amantes de la épica: la elección ha sido en domingo, el mismo día de la semana en que la Cámara catalana designó para el cargo a Lluís Companys, el 31 de diciembre de 1933.

En un inédito debate de investidura, por celebrarse a pocas horas de que expirara el plazo legal y porque el candidato no era tal apenas un día antes, el sustituto de Artur Mas se ha postulado con el programa de gobierno que propuso su antecesor el 9 de noviembre y en el que sitúa la independencia como única salida para lograr una Catalunya rica, plena y justa, tanto nacional como socialmente. Nada más ser investido, sus primeras palabras han incluido un "Visca Catalunya lliure!". El centenar de soberanistas congregados a las puertas de un Parlament que ha vuelto a colgar el cartel de completo en cuanto a atención mediática se lo han agradecido con ovaciones.

"NO SON ÉPOCAS PARA COBARDES"

Ni un paso atrás. Todo lo contrario. La intención de Puigdemont es empezar a aplicar la declaración de ruptura del 9-N e intentar pactar desde ya la desconexión de España tanto con el Gobierno central como con la UE. "Ese camino ya no podemos dejar de recorrerlo", ha proclamado. "No son épocas para cobardes", ha advertido. Su compromiso es el mismo que el Barça usó como lema para remontar en el partido de vuelta las semifinales de la Champions del 2010: "Nos dejaremos la piel". Aquella eliminatoria la acabó perdiendo el equipo azulgrana en el Camp Nou contra un Inter de Milán entrenado por José Mourinho, pero esto es política y no fútbol, y el flamante 'president' ha prometido que culminará el viaje a Ítaca "con éxito" ahora que inicia "el último tramo, el más complejo".

Carles Puigdemont

'president' electo

"Sabíamos que entrábamos en una etapa inédita sin manual de instrucciones. Es normal que no seamos del todo previsibles"

El mantra de que sin un Estado propio no hay progreso lo ha empleado Puigdemont una y otra vez en una intervención en que ha intentado marcar un perfil escorado a la izquierda para ampliar la base soberanista y que ha iniciado con loas a su antecesor y algún toque de atención a la CUP por poner en riesgo el proceso soberanista. "Todos sabíamos que entrábamos en una etapa inédita sin manual de instrucciones", ha avisado.

RÉCORD DE VELOCIDAD

Tenían prisa. La investidura corría el riesgo de convertirse en calabaza si no se votaba antes de medianoche. A las tres de la tarde, la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, ha firmado la resolución en la que proponía a Puigdemont como presidenciable. A las cuatro se ha reunido la junta de portavoces para convocar el pleno y a las 17.05 horas ha comenzado la sesión después de un minuto de aplausos que la bancada de Junts pel Sí ha dedicado a Mas a modo de homenaje por su paso atrás. El discurso de Puigdemont ha durado 48 minutos, la mitad de los que empleó Mas en su intento fallido.

Anna Gabriel

portavoz de la cup

"La CUP estará si hay partida, y la partida es independencia, proceso constituyente y bienestar social"

La votación, en la que el aspirante necesitaba la mayoría absoluta, ha finalizado a las 21.46 horas, después de un debate con la oposición comprimido en el tiempo y con intervenciones casi calcadas a las de hace dos meses. Como novedad, los juegos de palabras de la líder de Ciutadans, Inés Arrimadas, para acusar a Puigdemont de ser "Mas, más de lo mismo"; las puyas del socialista Miquel Iceta a quienes pedían al 'president' que pusiera las urnas y ahora le han reclamado "lo que haga falta" (retirarse) para no volver a votar por miedo de una debacle soberanista; los ataques de Lluís Rabell (Catalunya Sí que es Pot) a la CUP por pactar con una "derecha neoliberal" que solo vende "humo"... y, de este último, su énfasis de que el proceso soberanista por la vía unilateral "es una fanfarronada". Pero ni Puigdemont, soberanista entre los soberanistas de CDC, ni Junts pel Sí ni la CUP se han inmutado. Es más, el convergente Jordi Turull ha insistido en que están determinados a avanzar hacia la secesión "hasta las últimas consecuencias".

LA "CORRECCIÓN" DE LAS URNAS

Toda la oposición -la CUP queda al margen aunque su portavoz, Anna Gabriel, haya avisado con una sonrisa de que solo estará "en la partida" de Puigdemont si camina hacia la independencia, el proceso constituyente y el bienestar social- ha afeado al flamante jefe del Govern que ignore a los catalanes no independentistas. Mucho énfasis ha puesto en ello el popular Xavier García Albiol, quien ha recurrido a la polémica frase de Mas de que la negociación con la CUP ha "corregido" las urnas para volver a los símiles futbolísticos. Se ha querido ganar en los despachos lo que no se ganó en el campo electoral, ha venido a denunciar el líder parlamentario del PPC. Por ello, ha amenazado con que su partido "parará los pies" a cualquier intento de vulnerar la ley por parte de los soberanistas.

Mariano Rajoy

PRESIDENTE DEL GOBIERNO CENTRAL

"Ni se abrirá un proceso constituyente al margen de la ley ni se harán estructuras al margen del Estado"

En la réplica, que ha aportado como otra novedad que el primer 'president' tuitero matizara algunos mensajes 'antiespañoles' que se le han echado en cara, Puigdemont se ha mostrado más suelto y ha optado por un tono conciliador, aunque ha insistido en que el Govern cumplirá la ley, pero la ley que emane del Parlament. A 600 kilómetros de distancia, el 'president' ha recibido una réplica sobrevenida. El jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, ha advertido de que no dejará pasar ni "una actuación ilegal" y que ha dado instrucciones para evitar cualquier iniciativa que despliegue la declaración de ruptura.

El Deportivo remontó un gol de Morata con dos tantos de Joselu en el segundo tiempo