El Periódico

Artur Mas inaugura el callejón sin salida dedicado al 9-N

"No es que no tenga salida, es que no tiene entrada porque la hemos tapiado a nuestros adversarios y damos salida a nuestras libertades", argumenta el 'expresident'

Artur Mas inaugura el callejón sin salida dedicado al 9-N

RAMON GABRIEL

Artur Mas y la 'consellera' Meritxell Serret descubren la placa conmemorativa en la inauguración de la calle 9 de Novembre de Montoliu de Lleida.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Sábado, 19 de noviembre del 2016 - 14:32 CET

Acto de inauguración de la calle 9 de Novembre en Montoliu de Lleida. Se trata de un callejón sin salida.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha inaugurado este sábado el callejón sin salida dedicado al proceso participativo del 9-N en Montoliu de Lleida, la primera vía de Catalunya que recibe este nombre.

Al acto de descubrimiento de la placa de la calle 9 de Novembre han acudido también el diputado del PDC en el Congreso Francesc Homs y las 'exconselleres' Joana Ortega e Irene Rigau, que junto con Mas están procesados por desobediencia y prevaricación. También han estado presentes la 'consellera' de Agricultura, Meritxell Serret, y el alcalde de la población, Daniel Farré, de Independents per Montoliu (lista vinculada a ERC).

Mas ha quitado importancia al hecho de que se trate de un cul-de-sac y le ha dado la vuelta: "No es que no tenga salida, es que no tiene entrada porque hemos tapiado la entrada a nuestros adversarios y damos salida a nuestras libertades". El expresident también ha destacado que el 9-N se celebró "el acto de democracia y soberanía más grande que se ha llevado a cabo en Catalunya en los últimos años", y ha agradecido la presencia de Homs, Ortega y Rigau, sin cuya participación, ha añadido, "habría sido imposible que el 9-N fuese realidad".

La decisión del Ayuntamiento de Montoliu dedicar una calle a la consulta alternativa del 9-N del 2014 fue tomada en un pleno celebrado el pasado mes de noviembre. Todos los regidores, incluido el del PP, votaron a favor.

El exmadridista Álvaro Arbeloa volvió a acordarse de Gerard Piqué