El Periódico

CONCIERTO CON EL QUINTENTO PORTEÑO

El último tango de Mercadante

El bandoneonista presenta hoy en el Jamboree el disco 'Justamente'

Música Directa: Acústico de Marcelo Mercadante.

RICARD FADRIQUE

NÚRIA MARTORELL / Barcelona

Martes, 3 de junio del 2014

En el bandoneón de Marcelo Mercadante se expande el apasionado universo del tango, pero también el del folclore, el del jazz, el del flamenco... El inquieto compositor e instrumentista argentino tiene un nuevo e interesante disco que presentar que, una vez más, incluye solo piezas de su autoría. Un álbum que esta noche presentará con su quinteto porteño en la sala Jamboree. Y que ha querido bautizar como uno de sus temas, 'Justamente', "el único tango-canción" del compacto, aclara el músico, cuya letra delegó en Pablo Marchetti, con quien ya trabajó en 'Suburbios del alma' (2007). Entonces, contó con colaboradores de la altura de Miguel Poveda y Martirio.

El germen de esta pieza, 'Justamente', se remonta a cuando Mercadante tenía solo 19 años y vivía en su Buenos Aires natal. "Agarré un poema de Lorca, no recuerdo cuál, y me inspiró esta música que quedó olvidada en un cajón. Ya viviendo en Barcelona encontré el papel de casualidad, empecé a tocar los acordes, a recordar la melodía... Comprobé que me gustaba, así que se lo mandé a Marchetti. Y, al día siguiente, ya me envió la letra», relata. Unas estrofas que en el álbum canta la añorada cantante de tangos también bonaerense y afincada en Barcelona Elba Picó (murió hace casi un año). «Sinceramente, no pensé en elegir a nadie más: solo cabía en mi cabeza que lo cantara ella". En el concierto de esta noche, la voz la pondrá la también argentina Ana Rossi.

Gracias a Pepe Rubianes

El vínculo de Mercadante con Barcelona tiene mucho que ver con otro artista cuya ausencia todavía duele: Pepe Rubianes. "Vine a España para tocar en la Expo de Sevilla y como tenía unos amigos en Barcelona, me vine a festejar mi cumpleaños aquí y me fui quedando en diferentes casas. En una fiesta conocí a Rubianes. Era el año 1992 y me invitó a participar en el espectáculo que él hacía en el Teatre Goya. La conexión fue inmediata. Recuerdo que Carles Flavià era mánager. Después, estuve tocando en el Nitsa Club. Total, que acabé decidiendo que Barcelona era el lugar donde quería vivir".

La "primera relación" que Mercadante tuvo con el bandoneón ocurrió cuando él tenía 8 años. "En el colegio me llevaron a ver a una orquesta de cuatro bandoneonistas y su sonido me atrajo muchísimo. En casa, mi padre siempre escuchaba tangos. Y cuando tuve 17 años, por fin le pedí que me comprara uno", recuerda. Por cierto, el músico inició sus estudios con el gran Rodolfo Mederos (fundador de la banda de culto Generación Cero).

En la segunda guerra mundial, ilustra Mercadante, el bandoneón se dejó de fabricar. "Para encontrar uno, tenías que buscarlo de segunda mano. Pero hace un año me llamó Victor Villena, me dijo que me conectara a skype y le vi con uno brillante, impecable, ¡nuevo! Hay una fábrica en Alemania que los vuelve a fabricar. Y cuando él vino a Catalu-nya acompañando a Ute Lemper y me lo dejó probar, no dudé en comprarme otro igual". Y con esta nueva adquisición, Mercadante interpreta en acústico para EL PERIÓDICO la sentida pieza 'Tal vez'.

Carles Aleñá, que tenía un año más de contrato, ha aceptado la oferta para quedarse en el Barcelona