El Periódico

Fallece Vilmos Zsigmond, la luz del Nuevo Hollywood

Fue el director de fotografía predilecto de Michael Cimino y Brian De Palma, y ganó un Oscar por 'Encuentros en la tercera fase'

Fallece Vilmos Zsigmond, la luz del Nuevo Hollywood

EFE / TAMAS KOVACS

El director de fotografía y cineasta Vilmos Zsigmond, en una imagen de abril del 2015.

QUIM CASAS / BARCELONA

Lunes, 4 de enero del 2016 - 12:17 CET

  • ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE

  • EL CAZADOR

  • LA PUERTA DEL CIELO.

Hace un mes se editó en nuestro país en Blu-ray la obra magna de Michael Cimino, 'La puerta del cielo' (1980), en su versión completa de 219 minutos. La iluminación de este filme decisivo en la historia del Nuevo Hollywood es de Vilmos Zsigmond, extraordinario director de fotografía sin el cual no podría entenderse buena parte del cine norteamericano de los años 70. De origen húngaro, nació en 1930, llegó a Estados Unidos a finales de los años 50, hizo la fotografía de un centenar de películas, ganó el Oscar por 'Encuentros en la tercera fase' (1977), fue nominado en tres ocasiones más –entre ellas por 'El cazador' (1978), también de Cimino– y se mantuvo activo hasta el final de sus días. Falleció el pasado 1 de enero, a los 85 años.

Nadie define como él, a través de las innovaciones fotográficas, el cambio que hubo en el cine estadounidense a finales de los años 60, con la aparición de una generación de directores que intentó modificar las estructuras de Hollywood desde dentro del propio sistema. Es la generación de Francis Ford Coppola, Steven Spielberg, George Lucas, Martin Scorsese, Brian De Palma, John Milius, Jerry Schatzberg, Hal Ashby y Peter Bogdanovich, entre otros.

A finales de los 60 querían comerse el mundo. Algo más de 10 años después, tras los fracasos de 'Corazonada', que dio al traste con el Amerizan Zoetrope de Coppola, y de 'La puerta del cielo', que arruinó a United Artists, aquel Nuevo Hollywood fue engullido por el sistema. Zsigmond siempre estuvo ahí. En el 2003, sus propios compañeros de profesión le consideraron uno de los 10 directores de fotografía más importantes de la historia del cine. Palabras mayores.

Sus principales trabajos

'Deliverance' (John Boorman, 1972)
'El largo adiós' (Robert Altman, 1973)
'Fascinación' (Brian De Palma, 1976)
'Encuentros en la tercera fase' (Steven Spielberg, 1977)
'El cazador' (Michael Cimino, 1978)
'La rosa' (Mark Rydell, 1980)
'La puerta del cielo' (Michael Cimino, 1980)
'La hoguera de las vanidades' (Brian De Palma, 1990)
'Maverick' (Richard Donner, 1994)
'La dalia negra' (Brian De Palma, 2006)

Zsigmond no fue el único creador de luz de ese nuevo cine americano. Otros operadores como Michael Chapman ('Taxi Driver'), John A. Alonzo ('Harold y Maude'), Gordon Willis ('El padrino') y el también húngaro Lázslo Kovács ('Easy Rider') fueron igualmente fundamentales. Precisamente con Kovács rodó fragmentos documentales de la invasión soviética en Hungría. Hubo después la diáspora, la llegada a Hollywood (se nacionalizó estadounidense en 1962 y adoptó inicialmente el nombre de William Zsigmond) y el trabajo de aprendizaje en el cine de serie B.

Su primera producción importante fue 'Los vividores' (1971), de Robert Altman, un wéstern de tintes crepusculares y opiáceos donde ya demostró su enorme cualidad para crear atmósferas ingrávidas, en duermevela. Allí aprendió que es mejor filmar con lluvia falsa que con lluvia verdadera. Después llegaron sus colaboraciones con Spielberg con 'Loca evasión' (1974) y la compleja iluminación de 'Encuentros en la tercera fase'. Con De Palma hizo la fotografía de 'Fascinación' (1976), 'Impacto' (1981), 'La hoguera de las vanidades' (1990) y, en clave 'retro-noir', 'La dalia negra' (2006).

SU TRABAJO PÓSTUMO, EN EL 2014

Fue el iluminador preferido de Cimino –la dureza del Saigón nocturno de 'El cazador', las pictóricas composiciones de 'La puerta del cielo'– y obtuvo otros grandes logros con 'Deliverance' (1972) de John Boorman, 'Espantapájaros' (1973) de Schatzberg, 'Cruzando la oscuridad' (1995) de Sean Penn, y 'Melinda, Melinda' (2004) de Woody Allen. 'Thriller', melodrama, comedia, ciencia ficción, dramas sobre la guerra de Vietnam, wéstern…. Todo tuvo cabida en su creativa paleta de colores.

Su trabajo póstumo es una comedia dramática con Gena Rowlands, 'Six dance lessons in six weeks' (2014). Estaba anunciada su participación en cinco películas más que, sin él, no van a ser lo mismo.

TEMAS

Gerard Piqué ha respondido en las redes sociales a aquellos que destacaron que hizo una peineta en el España - Croacia

La web oficial de Neymar ha felicitado a Leo Messi en su aniversario publicando una entrevista exclusiva con el futbolista argentino