El Periódico

Los estrenos de cine de la semana

Darren Aronofsky: "El cine bíblico es polémico desde hace 60 años"

  • Darren Aronofsky: "El cine bíblico es polémico desde hace 60 años"

    El director neoyorquino Darren Aronofksy, duranteel rodaje de 'Noé'.

  • Estreno de la Semana . Noe

    Estreno de la Semana . Noe

Noticias relacionadas

Edición Impresa

4 abril 2014

Página 52

Ver PDF

PAZ MATA / Los Ángeles

Viernes, 4 de abril del 2014

Conocido por sus desazonantes películas ('Cisne negro', 'Réquiem por un sueño', 'El luchador') y por desafiar a la industria de Hollywood, el director norteamericano Darren Aronofsky (Brooklyn, Nueva York, 1969) estrena hoy en España 'Noé', su controvertido, y muy personal, acercamiento a la figura del primer profeta del Antiguo Testamento, la construcción del arca y el diluvio universal. La polémica no se hizo esperar: la película ha sido prohibida en varios países musulmanes por considerarla contraria a las enseñanzas del Corán y ciertos grupos de cristianos la tildan de ofensiva hacia la figura de Noé.

-¿Le ha sorprendido la polémica que ha suscitado su película?

-La polémica surgió incluso antes de que la viera el público. Desde que Cecil B. De Mille hiciera Los Diez Mandamientos hace casi 60 años, en Hollywood se han hecho películas de este género que siempre han creado controversia por un motivo u otro. Es algo connatural al cine bíblico.

-¿Qué le llevó a contar la historia de Noé?

-Llevo conectado a esta historia desde hace más de 30 años, de cuando iba al colegio, y desde hace 10 años me apasionaba la idea de llevarla al cine. Yo soy judío, y en mi tradición es muy común adaptar estas viejas historias míticas a un contexto moderno para poder conectar más con ellas. En el caso de la mitología de Noé, después de la inundación, de que saliera el arcoíris y de que se secara la Tierra, empezó la segunda oportunidad para la humanidad de poder sobrevivir, pero con nuestros actos hemos vuelto a poner en peligro el equilibrio del planeta. Como ha dicho recientemente el papa Francisco, refiriéndose a nuestra responsabilidad hacia el medioambiente, en esta segunda oportunidad que se nos ha dado está en nuestras manos salvarlo o destruirlo.

-¿Qué le fascina de Noé?

-Después del asesinato de Abel a manos de Caín, se produce un vacío en el Antiguo Testamento. Hasta 10 generaciones más tarde no aparece la figura de Noé. Entonces encontramos a Dios tan apenado que es capaz de destruir todo lo que había creado, toda una contradicción. Buscar las razones de esta contradicción es lo que me interesó a la hora de contar esta historia.

-Una historia que se basa en la lucha eterna entre el bien y el mal.

-Sí, porque esa es la historia de la humanidad desde el principio de los tiempos. Está claro que hay algo que nos diferencia del resto de los animales. En el paraíso terrenal existían el árbol de la vida y el árbol del conocimiento, pero después del pecado original cometido por Adán y Eva, sus hijos heredaron ese pecado y empezaron a matarse entre ellos. Mi hijo de 7 años no para de preguntarse por qué el hombre es el único animal capaz de matar a los de su propia especie; los otros pelean por defender su territorio pero no se matan, quizá algún simio lo haga, pero es raro. En el caso de Noé, la Biblia no dice que fuera bueno, sino que era justo y hacía lo que era mejor para todos. Es como un padre que por ser tan estricto puede acabar con lo mejor de su hijo o, al contrario, por consentirle demasiado puede llegar a destruirlo y de eso es de lo que trata la historia de Noé.

-¿Es Noé un filme apocalíptico sobre el futuro de la humanidad?

-Cuando miro el mundo que nos rodea y veo que en menos de 50 años hemos destruido cosas que han existido durante decenas de miles de años, como nuestro ecosistema, no solo por la polución, sino por el abuso de materiales químicos y por las nueva tecnologías, me doy cuenta de que hemos cumplido solo con la primera parte de la que se habla en el Génesis 2.15, la de poseer el jardín del Edén, pero no la segunda, la de mantenerlo y cuidarlo. En el Levítico también se lee que cada siete años debemos darle un descanso a la tierra, no cultivarla por un tiempo. Pero, ¿cuándo es la última vez que hemos hecho eso?

-Señor Aronofsky, ¿es usted un hombre de creencias religiosas?

-No, soy más bien un hombre movido por la espiritualidad. Lo que exploro en filmes como La fuente de la vida está más cerca de mis creencias que el mensaje bíblico de Noé, pero no son mis creencias las que me mueven a hacer una película u otra, sino la reflexión que ciertos temas o ciertas historias pueden provocar en el público.

-El inicio del rodaje se vio afectado por el huracán Sandy.

-Fue una coincidencia irónica. Un momento realmente triste para los habitantes de la costa este, sobre todo de Nueva York y Nueva Jersey. Mucha gente de mi equipo perdió su hogar, entre ellos mi productor, Scott Franklin, y la casa en la que yo vivía durante el rodaje fue objeto de pillaje, una señal de que parte de la sociedad de esa zona empezó a desmoronarse en lugares bastante civilizados. Ver eso y luego trabajar en el rodaje de una película que trata del diluvio universal fue bastante duro para todos nosotros. Es una llamada de atención sobre el imprevisible poder de la naturaleza.

El exmadridista Álvaro Arbeloa volvió a acordarse de Gerard Piqué