• Martes 2 septiembre 2014, 15:59 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Juancho Dumall

La clave

Juancho Dumall

Director Adjunto

Los labios de Luis de Guindos

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Jueves, 27 de diciembre del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

El acto reflejo es echarse la mano a la cartera cuando un ministro anuncia que no subirán los impuestos. Lo volvió a hacer ayer el titular de Economía, Luis de Guindos, al negar categóricamente un aumento del IVA en el 2013. No hay que ser muy malpensado. La lista de incumplimientos del Gobierno en materia económica, tan amplia como conocida, aconseja no descartar nuevas vueltas de tuerca el año que viene si los objetivos de reducción del déficit no se cumplen.

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 7 de la sección de Opinión de la edición impresa del día 27 de diciembre de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

El deterioro de la política como consecuencia de la crisis y del nuevo ultraliberalismo es tan grande que ya no sorprende a nadie que los gobiernos no solo incumplan sus promesas, sino que adopten medidas contrarias a las anunciadas en programas y declaraciones. Y la técnica siempre es la misma: las decisiones son presentadas como dolorosas, pero inevitables; como parte de un programa no escrito para que un día salgamos del agujero, cuando no como una exigencia de Bruselas o del FMI para que el Estado pueda seguir financiándose.

Lejos quedan los días en los que se consideraba que la mentira era el peor pecado de un político. «Eso es lo que hizo caer a Nixon», se nos decía en los años setenta a los novatos en democracia que entonces éramos. Más tarde, en 1988, vimos a George H. W. Bush pidiendo a los americanos que leyeran sus labios para enfatizar un mensaje: «No más impuestos». Ganó las elecciones, luego los subió, y no fue reelegido.

Si el Gobierno de Mariano Rajoy puede mantener en España el poder aún con cierta comodidad pese a la retahíla de incumplimientos es solo porque su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero, cometió el mismo pecado.

Nuevo discurso

Pero esa situación no será eterna. Lo saben en el PP y por eso han empezado a abandonar el discurso de lo inexorable para articular uno nuevo según el cual el año 2013 será mejor que este, no habrá rescate «a la portuguesa», el equilibrio en la balanza de pagos muestra que nuestra economía es competitiva y, en resumen, se acercan los tiempos de la recuperación. No es solo una cuestión de fe. Solo hay que leer los labios de Luis de Guindos.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com