El Periódico

Un terremoto en Taiwán causa al menos trece muertos

Decenas de personas se encuentran atrapadas entre los escombros

Un edificio de 17 plantas se viene abajo y atrapa a decenas de personas en la ciudad de Tainan, en Taiwán.

ATLAS

Un edificio de 17 plantas se viene abajo y atrapa a decenas de personas en la ciudad de Tainan, en Taiwán.

Sábado, 6 de febrero del 2016 - 15:51 CET

Los equipos de rescate se afanan esta noche para encontrar a supervivientes entre las ruinas de un edificio derrumbado por el fuerte seísmo que ha afectado el sur de Taiwán en las primeras horas del sábado.

Al menos trece personas han muerto y 475 han resultado heridas, de las que 368 ya han sido de alta. Unas 340 habían sido rescatadas de los escombros o evacuadas de edificios declarados inseguros en la ciudad de Tainan, la más afectada por el seísmo. Un centenar de personas siguen desaparecidas, lo que hace temer que la cifra de fallecidos aumente en las siguientes horas.

En las tareas de rescate participan alrededor de 600 bomberos de la región y 1.236 efectivos llegados de fuera de Tainan, entre los que se incluyen 840 soldados, además de 23 perros y seis helicópteros. Las televisiones locales han mostrado al personal colgado de grúas o encaramados a escaleras para extraer de las estructuras dañadas a los atrapados.

Muchas de las víctimas dormían cuando a las 4 de la mañana (hora local) les sorprendió el seísmo de 6,4 grados en la escala de Richter, con el epicentro a 35 kilómetros al sureste de Yujing y a apenas diez kilómetros de profundidad, según los cálculos del Instituto Geológico de Estados Unidos. Su escasa profundidad habría multiplicado sus efectos destructivos.

HOSPITAL DE NIÑOS

Las víctimas mortales ya confirmadas son un niño de apenas diez días, dos niñas y seis adultos, cuyos cuerpos fueron encontrados entre las ruinas del edificio de 16 plantas colapsado. Las otras resultaron muertas por objetos caídos en otras partes de Tainan, según la prensa local.

La atención se centra sobre ese edificio residencial conocido como Wei Guan que se encogió como un acordeón por los efectos de los temblores. Ese bloque, que alberga un hospital para niños, fue construido en 1989 y sus estructuras no habían sido calificadas como peligrosas, pero su colapso ha generado dudas sobre su calidad.

El ministro del Interior, Chen Wei-zen, ha anunciado la apertura de una investigación. Liu Shih-chung, subsecretario general del Ayuntamiento, aseguró que las imágenes televisivas de las ruinas sugerían la posibilidad de problemas estructurales causados por el acero y cemento de mala calidad. Las constructoras que lo levantaron ya han cesado su actividad.

TEMBLOR HORIZONTAL

“El edificio empezó a temblar horizontalmente, después de forma vertical, y después hubo un gran temblor de izquierda a derecha”, ha señalado a la agencia AP un vendedor de coches de segunda mano. “Estaba en mi cama y salté cuando escuché el gran estruendo de un edificio cayéndose”, ha añadido.

“Estaba viendo la televisión y después de un súbito temblor escuché un ruido. Abrí la puerta y vi el edificio de enfrente derrumbado”, ha revelado a la agencia Reuters un vecino identificado como Chang.

Un fontanero pudo rescatar a una mujer que pedía ayuda entre lloros. “Me pidió que regresara adentro para sacar a su marido y su hijo, pero estaba preocupado porque hubiera una explosión de gas y no entré. En esos momentos había más gente pidiendo ayuda, pero mi escalera no era suficientemente larga”, ha dicho a Reuters.

Taiwán es una zona de frecuente actividad sísmica, pero los terremotos suelen ser de baja intensidad. El más grave dejó más de 2.400 muertos en 1999.

TEMAS

Tarde de locos en la que el Barça podría firmar a un delantero o quedarse sin los deseados

Ya está disponible la portada de SPORT de este lunes