El Periódico

Suecia ocultó agresiones sexuales a adolescentes en un festival de verano

Las autoridades abren una investigación sobre la actuación policial en agosto del 2014 y 2015

El primer ministro afirma que las jóvenes agredidas sufrieron una "doble traición"

EL PERIÓDICO / ESTOCOLMO

Lunes, 11 de enero del 2016 - 18:45 CET

La historia de Alemania se repite en Suecia. Las autoridades suecas han anunciado la apertura de una investigación sobre la ocultación policial de agresiones sexuales a mujeres perpetradas por inmigrantes en un conocido festival juvenil de verano de Estocolmo, durante los meses de agosto del 2014 y 2015. Después de los hechos fueran revelados por el diario liberal 'Dagens Nyheter', un portavoz de la policía sueca admitió los incidentes y lamentó no haber informado de ellos.

Según el rotativo, informes internos enviados a la jefatura de la polícia de Escolomo avisaron de que alrededor de medio centenar de sospechosos llevaron a cabo agresiones sexuales a adolescentes en el festival We Are Sthlm, que atrae a jóvenes de toda Europa. Los mismos hechos ya habrían ocurrido en el 2014. En el 20915 se presentaron 20 denuncias (14 de ellas de chicas menores de 15 años) y en el 2014, 18, informa Reuters.

Expulsados por "toqueteos"

El informe aludía a jóvenes "que se restriegan" contra chicas, algunas de 11 y 12 años, y de "toqueteos" y apuntaba inmigrantes de origen afgano que formarían parte de una banda. La policía reaccionó expulsando del recinto a dos centenares de jóvenes durante los cinco días que duró el festival y pese a las denuncias, no hubo ninguna acusación formal.

"Ha habido relativamente pocos delitos y pocas personas retenidas en relación a la cantidad de participantes", constataba el comunicado policial difundido al término de las dos ediciones del festival. No obstante, la verdadera razón de silenciar los hechos fue, según explicaron agentes anónimos a 'Dagens Nyheter', evitar que pudieran favorecer la estrategia de Demócratas de Suecia, la formación ultraderechista que es la tercera fuerza del país. Uno de sus dirigentes, Brjorn Soder, valoró sobre los hechos "que se trata de un escándalo sin precedentes".

"Debemos ir al fondo de esto. Primero haremos una indagación interna  para ver qué errores o delitos se han cometido. Si no hay ningún delito, puede haber una responsabilidad disciplinaria. Pero de momento no hay que sacar conclusiones", ha declarado en rueda de prensa el jefe de la policía nacional, Dan Eliasson.

"Doble traición"

El primer ministro sueco, Stefan Lóftven, también se ha referido a los hechos, y ha hablado de "doble traición" a las jóvenes, por lo que sufrieron y por no investigar los hechos. "Siento una gran rabia por que estas jóvenes no pudieran ira al festival sin ser humilladas, atacadas y vejadas sexualmente. Es un problema muy grande para las afectadas y para todo el país. No debemos ceder una pulgada ni mirar a otro lado"; ha dicho.

Como en Alemania, el Gobierno sueco está en el punto de mira por la acogida de refugiados, después de que el año pasado llegaran al país 163.000 solicitantes asilo, una cifra altísima en relación a una población de nueve millones de personas. Para frenar el flujo de llegadas, el Gobierno ha instaurado a principios de año controles de identidad en la frontera con Dinamarca

.

El técnico blaugrana tiene como máxima prioridad solucionar todos los temas pendientes antes del primer título oficial de la temporada: la Supercopa de España. El presidente lo sabe y se ha puesto manos a la obra en las altas y las bajas

El argentino admite a Estadio Deportivo que no hay nada decidido