El Periódico

Polonia confirma que un anciano de Minnesota es un comandante nazi

Las autoridades pedirán ahora el arresto y extradición de Michael Karkoc, que ahora tiene 98 años

Polonia confirma que un anciano de Minnesota es un comandante nazi

AP / RICHARD SENNOTT

Michael Karkoc, en el jardin de su casa en Minneapolis (Minnesota), en mayo del 2014.

AP / VARSOVIA

Martes, 14 de marzo del 2017 - 11:21 CET

Michael Karkoc, en mayo de 1990, en Lauderdale.

Tras años de investigación, Polonia ha confirmado que Michael Karkoc, un ciudadano estadounidense de 98 años residente en el estado de Minnesota, es un antiguo comandante nazi. La justicia polaca solicitará ahora la detención y extradición de Karkoc, que como comandante de las SS de Adolf Hitler dirigió una unidad que arrasó municipios y mató a decenas de civiles en Polonia durante la segunda guerra mundial.

El fiscal Robert Janicki ha explicado este lunes que las investigaciones confirman "al 100%" que este anciano de Minnesota era comandante de la Legión de Autodefensa Ucrania, una unidad encuadrada en las SS de Hitler. "Todas las pruebas nos permiten afirmar que la persona que vive en EEUU es Michael K., que dirigió la Legión de Autodefensa Ucrania, que actuó en la región de Lublin", ha añadido Janicki.

La confirmación por parte de las autoridades polacas de la identificación de Karkoc se produce cuatro años después de que la agencia AP publicara un reportaje basado en documentos de la guerra y en testigos de miembros de la unidad militar que señalaban a Karkoc como comandante de las SS.

DESDE 1949 EN EEUU

En junio del 2013, AP publicó que Karkoc era un comandante nazi que en 1949, unos años después de acabar la guerra, logró entrar en EEUU tras ocultar a las autoridades de inmigración su pasado como militar nazi. Esa información halló pruebas de que el hombre estuvo en zonas que sufrieron la persecución nazi, pero no se halló un vínculo directo con las atrocidades. Sin embargo, un segundo reportaje de la agencia, basado en informes de los servicios de inteligencia de Ucrania, sí que aportó pruebas de que Karkoc ordenó a sus hombres, en 1944, atacar un pueblo polaco. En la operación, decenas de civiles fueron asesinados. Los archivos ucranianos reflejaban el testimonio de Ivan Sharko, ucraniano de nacimiento y uno de los hombres bajo las órdenes de Karkoc, que en 1968 reveló que este ordenó el asalto de la población de Chlaniow. Sharko también testificó que la compañía estuvo implicada en una "misión de castigo" contra los polacos cerca de la localidad de Sagryn, en 1944.

Otros testigos, tanto del municipio atacado como de miembros de la unidad, corroboraron el testimonio de que la unidad de Karkok incendió varios edificios y mató a más de 40 hombres, mujeres y niños. Entre los soldados que sirvieron bajo las órdenes de Karkok está, por ejemplo, Vasyl Malazhenski, que declaró a investigadores rusos que en 1944 la unidad recibió la orden de "liquidar a todos los habitantes" de Chlaniow, aunque no dijo quién dio la orden.

A lo largo de estos años, la familia de Karkoc ha negado que el anciano estuviera implicado en crímenes de guerra y su hijo ha cuestionado las acusaciones realizadas ahora por Polonia, calificándolas de "escandalosas y sin base". "No hay nada en los documentos históricos que indique que mi padre tuviera nada que ver con crímenes de guerra", ha afirmado Andriy Karkoc. Ahora Michael Karkok tendrá la "oportunidad de contar su historia", ha señalado al respecto el fiscal Andrzej Pozorski.

LA SALUD DE KARKOC

Los fiscales y el Instituto Nacional de la Memoria, que investiga los crímenes cometidos contra ciudadanos polacos durante la época nazi y poscomunista, han pedido a un tribunal de Lublin que emita una orden de arresto. La orden permitirá a Polonia pedir a EEUU su extradición. La avanzada edad de Karkoc, 98 años, no será un obstáculo para intentar llevarlo ante la justicia, ha subrayado Janicki.

Si llegara a ser condenado por ordenar la muerte de civiles en 1944, Karkoc podría pasar en prisión lo que le queda de vida. La fiscalía de EEUU en Minnesota ha evitado por ahora comentar el caso.

Efraim Zuroff, 'cazanazis' de Centro Simon Wiesenthal, ha aplaudido la decisión de los investigadores polacos. "Cualquier paso que se dé contra estas personas es muy importante. Envía un poderoso mensaje. Estas cosas no deberían abandonarse solo por la edad del sospechoso", ha señalado desde Jerusalén. El fiscal Pozorski es de la misma opinión: "Este caso demuestra que hay aún posibilidad, oportunidad de llevar a los responsables ante la justicia. Creo que no deberíamos renunciar a la oportunidad de aplicar justicia".

Alemania, que también tenía a Karkoc en el punto de mira, archivó la investigación en el 2015 tras afirmar que habían recibido informes de médicos que trataban al anciano que concluían que no estaba en disposición de afrontar un juicio. Según la familia, Karkoc padece alzhéimer. Zuroff ha instado a pedir informes médicos independientes. "Es muy habitual que ancianos que afrontan acusaciones de crímenes de guerra cometidos durante la segunda guerra mundial intenten cualquier cosa para parecer enfermos", ha dicho.

SPORT ha tenido acceso al contenido del auto judicial de la Audiencia Nacional