El Periódico

Compra tus entradas para Canet Rock

"Obama habla, pero no hace nada"

Un líder rebelde expresa la nueva decepción entre los insurgentes sirios por la inacción occidental

MARC MARGINEDAS (enviado especial) / Qasr Ibn Wardan (Siria)

Martes, 3 de septiembre del 2013 - 03.59 h

Combatientes del ESL se toman un respiro en Kafr Naboudeh, en la provincia siria de Hama, ayer.

Sus treinta y pocos años no constituyen impedimento para que Mohamed Nur Hijazi no ejerza con firmeza el mando de la 'liua' (división) Al Mutahabin fi al Lah que el Ejército Sirio Libre (ESL) mantiene desplegada en Qasr ibn Wardan, en la provincia siria de Hama. En términos prácticos, ello significa dar órdenes a una extensa tropa compuesta por unos 8.000 combatientes, muchos de los cuales incluso le superan de largo en edad.

Pese a su delgada figura y su apariencia juvenil --en su rostro aniñado a duras penas crece una fina barba-- saltan a la vista sus dotes de mando: en cuanto habla, en seguida se forman corrillos, y los hombres callan. Las circunstancias familiares en las que se ha visto envuelto debido a la guerra refuerzan su autoridad moral: varios próximos suyos han perdido la vida a manos de las fuerzas lealistas, incluyendo a un hijo varón de solo 13 días que murió degollado.

Para este hombre ya bregado en promesas incumplidas, que asegura no haber recibido ningún envío de armas procedente de Occidente en estos dos años y medio de conflicto, el discurso de Barack Obama del pasado sábado no constituye nada más que una nueva decepción en una larguísima cadena de chascos. "Obama habla, pero las suyas son palabras sin verbo", asegura, en una poética referencia, propia del idioma árabe, a la inacción que ha presidido la reacción de Occidente respecto al conflicto sirio.

>>Lea la crónica completa de Marc Marginedas, enviado de EL PERIÓDICO, sobre la situación en Siria en e-Periódico.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario