• Domingo 21 diciembre 2014, 05:41 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Elecciones en EEUU

ELECCIONES EN EEUU

Aborto: hoy sí, mañana no

Los cambios de posición de Mitt Romney respecto al aborto reflejan sus bandazos ideológicos a lo largo de los años

Domingo, 14 de octubre del 2012 - 12:18h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
RICARDO MIR DE FRANCIA / Washington

Los temas sociales apenas están teniendo relevancia en esta recta final de la campaña electoral en EEUU, pero esta misma semana el aborto se ha colado en la conversación tras aparecer en el debate de vicepresidentes y en unas declaraciones de Mitt Romney. "“No hay ninguna ley respecto al aborto con la que esté familiarizado que vaya a formar parte de mi programa", dijo el candidato republicano refiriéndose a la agenda de su hipotético primer mandato. Esas palabras han vuelto a despertar suspicacias entre diversos sectores que se preguntan si Romney ha vuelto a cambiar nuevamente de posición por oportunismo político.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, durante un mítin en Ohio, este sábado. SHANNON STAPLETON | Reuters

Su campaña trató de apagar la controversia asegurando que "Romney está orgulloso de ser provida y será un presidente provida". Esa era al menos la verdad aceptada a estas alturas, después de que el candidato reiterara hasta la saciedad durante las primarias su oposición al aborto salvo en los casos de violación, incesto y situaciones que pongan en peligro la vida de la madre o su respaldo para revocar la histórica sentencia del Tribunal Supremo (Roe contra Wade) que legalizó el aborto en todo el país en 1973. Pero desde las filas demócratas se le acusa de querer confundir a las mujeres tras ver como su reciente giro hacia el centro está dando resultado en las encuestas. De los 18 puntos en intención de voto entre las mujeres que le sacaba el presidente Barack Obama en septiembre se ha pasado a solo tres.

Lo cierto es que estas últimas manifestaciones parecen encajar en el patrón seguido por Romney durante toda su carrera, en la que ha ido reinventando su identidad política en función de las necesidades del momento. Y el aborto es un buen barómetro para ilustrarlo. Durante la campaña del 2002 al cargo de gobernador de Massachussets, uno de los estados más progresistas de la Unión, compitió presentándose como un moderado. Y aunque dejó claro que personalmente se oponía al aborto, en consonancia con su religión, se comprometió a no cambiar la ley ni imponer sus posiciones a nadie.

Se declaró “provida”

"Preservaré y protegeré el derecho de la mujer a elegir y estoy comprometido a honrar mi palabra en este sentido", dijo durante un debate televisado. Una vez conquistado el cargo, sin embargo, y a medida que empezaba a proyectar sus aspiraciones nacionales, empezó a virar. En un artículo del 2005 en el 'Boston Globe', se declaró "provida" y dijo que deberían ser los estados los que decidan respecto al aborto pese haber firmado tres años antes un cuestionario donde decía estar de acuerdo con la "esencia" de Roe contra Wade.

Tras cuatro años de mandato, Romney renunció a la reelección en Massachussets para competir por la presidencia en el 2007. Pero no lo hizo manteniendo su identidad política, sino que que optó, en contra de la opinión de algunos de sus asesores, por cortejar a los conservadores sociales compitiendo a la derecha de John McCain y Rudolf Giuliani.

"Sobre el aborto, estaba equivocado", dijo durante un debate tras explicar que había "cambiado de parecer" sobre el tema durante su etapa en Massachussets. Incluso fue más allá al decir que habría que revocar Roe contra Wade y que estaría "encantado" de firmar como presidente una ley para prohibir el aborto.

Menos ayudas clínicas a los pobres

En alguna entrevista Romney ha reconocido que se equivocó de estrategia en el 2008, así que cuatro años después volvió al ruedo apostando por la guisa del mago de las finanzas capaz de darle la vuelta a la economía. Pero con el ascenso del Tea Party, su partido había virado todavía más a la derecha. Y con sus oponentes poniendo en entredicho durante las primarias sus credenciales conservadoras, Romney volvió a oscurecer sus logros en Massachusets y a enterrar todo conato de moderación. Se comprometió entonces a cortar la financiación federal a Planned Parenthood, las clínicas de planificación familiar que sirven sobre todo a la población más pobre, y a secar la ayuda exterior que sirva remotamente para financiar abortos.

"Si tengo la oportunidad de ser presidente me comprometo a hacer todo lo que pueda para cultivar, promover y apoyar la cultura provida en América", escribió en el 'National Review' el año pasado.

Con todos estos precedentes, muy pronto tendrá que aclarar que significan exactamente sus palabras de esta semana. ¿Son un cambio de postura o son un desliz verbal? Como ocurre con tantas otras cosas de su programa o de su identidad política, a estas alturas sigue siendo un misterio.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Internacional

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado