El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

El 'fracking' lo tiene crudo

El descenso del precio del petróleo desincentiva la producción en EEUU

De los 1.421 pozos activos hace dos años se ha pasado a 516

El 'fracking' lo tiene crudo

REUTERS / ANDREW CULLEN

Una planta de extracción de hidrocarburos con 'fracking', en Dakota del Norte.

Sábado, 16 de enero del 2016 - 22:34 CET

La industria del petróleo de esquisto estadounidense ha mostrado bastante más resiliencia de lo que algunos auguraban. A principios del año pasado, después de que los precios se desplomaran hasta orillar los 50 dólares por barril, la industria se vio obligada a acometer una brutal reducción de costes y a dejar en suspenso la perforación de nuevos pozos hasta que el clima económico volviera a dejar algún margen para obtener beneficios.

Decenas de compañías altamente endeudadas quebraron y la producción de petróleo en Estados Unidos empezó a caer tras un lustro de expansión espectacular impulsada por la revolución de la fracturación hidráulica (fracking). Un año después de aquello el barril cotiza por debajo de los 30 dólares, el precio más bajo de los últimos 12 años, lo que ha puesto a la industria en una situación ciertamente comprometida.

“La industria está sufriendo muchísimo”, asegura en una entrevista telefónica Detlef Hallermann, experto del Instituto de la Energía de la Universidad de Austin-Tejas. “El año pasado se despidió a 200.000 trabajadores y este año se espera que la tónica continúe. También veremos más fusiones y quiebras que en el 2015 a medida que vencen algunos contratos a futuros”.

Si el año pasado la sangría afectó especialmente a las compañías proveedoras, este año se espera que el golpe se traslade a los productores a pesar de las medidas adoptadas para mitigar los riesgos. Si se cumplen las predicciones más catastrofistas, el exceso de oferta que impera en el mercado y el rechazo de Arabia Saudí al frente del cártel de exportadores de la OPEP a recortar la producción podría reducir a la mitad el sector del petróleo no convencional en EE UU.

AL MENOS A 60 DÓLARES

Esta misma semana, la consultora Oppenheimer & Co, una de las más respetadas del sector, predijo que la mitad de los productores de esquisto de EEUU podrían quebrar antes de que los precios se estabilicen en torno a los 60 dólares el barril. Para llegar hasta allí, la consultora cree que podrían pasar hasta dos años. “La industria de esquisto no puede sobrevivir por debajo de los 60 dólares el barril”, aseguró Fadel Gheit, uno de los analistas de la consultora. Gheit añadió que muchos de los productores de EE UU y Canadá, donde se extrae el petróleo de arenas bituminosas, están perdiendo dinero a los precios actuales y parte de la industria está peligrosamente endeudada.

En las grandes plataformas de esquisto, un petróleo que se extrae de la roca de pizarra combinando la fracturación hidráulica con la perforación horizontal, la actividad se ha ralentizado enormemente en el último año. De los 1.421 pozos activos que había en enero del 2014 se ha pasado a 516. La reticencia a bombear crudo a los precios actuales se observa en la caída de la producción total.

CAÍDA DE LA PRODUCCIÓN

De los 9,7 millones de barriles que produjo EEUU en abril del 2015, la cifra más alta desde 1972, se pasó en noviembre a 8.5 millones, según los datos de la Administración de la Energía de EE UU.

El entorno global no augura cambios radicales a corto plazo en la dirección que desearían los productores. “La demanda sigue pagando la ralentización económica de China, mientras que del lado de la oferta se espera que se incremente por la vuelta del petróleo iraní a los mercados internacionales en cuanto se levanten las sanciones, lo que deprimiría todavía más los precios”, afirma Stephen Brown, experto de Rosources For The Future, un laboratorio de ideas en Washington dedicado al mercado de la energía.

El director general deportivo del equipo italiano confirma también negociaciones con Mascherano

El relevo de Alves es el protagonista de la portada de SPORT de este martes