El Periódico

Venta entradas Los Secretos cabecera

Concebida en Esclatec

La silla de los movimientos imposibles

El Museu del Disseny incorpora una silla con ruedas omnidireccionales que ayuda a las personas con movilidad reducida a moverse por espacios públicos

EL PERIÓDICO / Barcelona

Lunes, 20 de abril del 2015 - 12:34 CEST

La silla de ruedas Estel se pasea desde ahora por el Museu del Disseny y, de hecho, podría formar parte de una de las exposiciones pero su finalidad, sin embargo, no es la exhibición artística: es una nueva herramienta que ayuda a las personas con movilidad reducida en las visitas al museo.

Es especialmente útil en lugares públicos porque se desplaza en cualquier dirección de manera muy precisa, gracias a las ruedas que lleva incorporadas.

Tal y como explica Juan Ranera, responsable de Investigación e Innovación de Esclatec, "se mueve a través de unas ruedas omnidireccionales, que tienen un mayor grado de libertad y que nos permiten hacer movimientos laterales, que con una silla convencional sería totalmente imposible".

Estas ruedas omnidireccionales suman vectorialmente el movimiento del motor y el movimiento libre de unos cordones que rodean la rueda, por lo que pueden ejecutar cualquier maniobra.

Un doble objetivo social

La silla se controla a través de una aplicación para dispositivos móviles, que también permite conectarse a otros aparatos del entorno.

Está diseñada, además, para que se pueda montar en el centro especial de trabajo Esclatec, que emplea a 14 personas, la mayoría de ellas con parálisis cerebral. La entidad ha constatado en el día a día la mejora que supone el hecho de trabajar para este colectivo, que tiene problemas graves de empleo.

Según explica el director del centro, Xavier Caballero, cumplir tareas relacionadas con la electrónica "da un plus de calidad y de autoestima que se ha notado en una mejora muy fuerte en todos ellos".

A modo de ejemplo, Caballero relata que "cuando abrimos el centro, la mayoría de ellos utilizaban el servicio puerta a puerta para ir de casa al trabajo; pero ahora, salvo tres, todos utilizan el transporte público".

Esclatec ya ha fabricado cuatro ejemplares de la silla Estel con el apoyo del Institut Municipal de Persones amb Discapacitat y próximamente el resto también estarán presentes en otros museos de la ciudad. Será la primera aplicación de un producto con un doble objetivo social.

TEMAS

El blaugrana vio la amarilla ante Bolivia y se pierde el encuentro ante Chile tras ver una amarilla