El Periódico

INFORME DE LA AGÈNCIA DE SALUT PÚBLICA

La esperanza de vida en la BCN pobre es hasta 11 años menor que en la rica

Las dificultades socioeconómicas son causa de problemas de salud en 18 barrios de Barcelona

El ayuntamiento detecta los mayores déficits en Nou Barris, Ciutat Vella, Sants y Horta-Guinardó

TONI SUST / BARCELONA

Viernes, 23 de octubre del 2015

No existían muchas dudas de que un hilo invisible une la dificultad económica con los problemas de salud, pero más allá de intuiciones, se puede demostrar. Y eso es lo que hace el informe 'La salud en Barcelona' sobre el 2014 y que elabora la Agència de Salut Pública. Por primera vez, se ha construido contando con el uso de una nueva herramienta, denominada Urban HEART (Health Equity Assesment and Response Tool), que combina seis indicadores de salud y otros seis determinantes de la misma, que incluyen datos socioeconómicos. En suma, se tiene en cuenta la tasa de fecundidad de los adolescentes, la tasa de tuberculosis, el escaso peso al nacer, la esperanza de vida, pero también el índice de renta, el porcentaje de personas con estudios o la participación electoral.

LA ZONA ROJA

Con toda esa información, el informe da pie a un mapa que pinta los 73 barrios de Barcelona en tres colores: en verde, aquellos en los que los indicadores arrojan los valores más favorables; amarillo en los que hay un nivel medio, y rojo en las zonas en las que se concentra la dificultad. El uso del Urban HEART pinta de rojo 18 barrios, los que están en peor situación. Cuatro están en Ciutat Vella: Barceloneta, Gòtic, Raval i Sant Pere, Santa Caterina i Ribera. Uno, en Sants-Montjuïc: la Marina del Prat Vermell. Otro, en Horta-Guinardó: el Carmel. Nou Barris es el distrito con más barrios en rojo, ocho: Can Peguera, Ciutat Meridiana, Roquetes, Torre Baró, Trinitat Nova, Turó de la Peira, Vallbona y Verdum. Tres están en Sant Andreu: Baró de Viver, Bon Pastor y Trinitat Vella. Y el restante, en Sant Martí: Besòs-Maresme.

La nueva herramienta empleada por el consistorio permite llegar a una conclusión: pese a que la salud en Barcelona presenta niveles en general positivos, registra notables desigualdades por barrios, y no a causa de la oferta sanitaria: los que están peor son los que presentan peores condiciones socioeconómicas. La segunda teniente de alcalde, Laia Ortiz, que presentó el informe, afirmó que el mapa en tres colores servirá para dirigir la actuación municipal a las zonas que la requieren de forma más perentoria.

Sin duda, uno de los datos que más llama la atención sobre lo distinto que puede ser nacer en un lugar u otro es la esperanza de vida, que globalmente sigue con su tendencia al alza. En el conjunto de la ciudad ha aumentado hasta los 80,7 años en los hombres y los 86,6 en las mujeres. En el 2012 era de 79,9 los hombres y 85,7 las mujeres. Según el informe, en la ciudad hay barrios en los que la esperanza de vida es 11 años superior que en otros. En concreto, esta máxima diferencia se da al comparar Torre Baró, en Nou Barris, donde la esperanza de vida es de 75,2 años, con Pedralbes, en Sarrià-Sant Gervasi, donde llega a los 86,5 años. Hay pocas explicaciones que no sean las diferencias económicas para explicar ese abismo: Pedralbes tiene la renta familiar más alta de la ciudad y Torre Baró, la cuarta más baja . Otro dato del informe: las personas sin estudios tienen una esperanza de vida cuatro años inferior.

RENTA FAMILIAR

Se trata de datos cuyo fondo coincide con el informe que el consistorio presentó en diciembre pasado (y cuya información se ha agregado en el gráfico superior), que indicaba que en el 2013 la renta familiar disponible en Sarrià-Sant Gervasi creció 10 puntos y cayó uno en Nou Barris. Aquel informe situaba la media de la distribución de renta en 100. La diferencia máxima era entre Pedralbes, con 243,9, y Trinitat Nova, en Nou Barris, con 38,5.

Los 11 años de diferencia en la esperanza de vida fueron esgrimidos ayer por la comisionada municipal de Salud, Gemma Tarafa, como ejemplo del desequilibrio que hay en la ciudad y que hay que combatir con programas sociales.

La población en Barcelona se mantuvo estable en el 2014, con 1,61 millones de personas, aunque hubo un descenso en el grupo de 15 y 44 años. La población extranjera se mantuvo en el 22,2% del total. En lo que a la situación económica se refiere, el paro se reduce un tanto. En los hombres, fue del 16,9% en el 2014, frente al 18,6% el 2013. En el caso de las mujeres, sube dos décimas, del 16,9% del 2013 al 17,1% del 2014. Pese a que no subió, el paro es significativo y presenta una circunstancia negativa: en el 2009, el 71% de los desempleados contaban con una cobertura económica. En el 2014 el porcentaje había bajado al 55%.

3.055 DESAHUCIOS

La dificultad económica se mantiene. No solo por el paro. La contratación temporal impera, aunque se reduce un poco desde el 2013: pasa del 89% al 87,5%. En vivienda, el informe que presentó ayer el consistorio cifra los desahucios en el 2014 en 3.055, la mayoría por casos de impago del alquiler. Es decir, más de ocho cada día. Un frente en el que el consistorio pretende incidir de forma decisiva.

TEMAS

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

El filial regresa a la División de Plata dos años después de perder la categoría