El Periódico

Construcción de la línea de alta velocidad en Barcelona

Doble aislante de vibraciones en las obras de Gaudí

Los raíles tendrán también capas de goma en los pozos y extremos del túnel

R. C.
BARCELONA

Domingo, 11 de marzo del 2012

Los raíles con su propia placa de hormigón que se empezarán a instalar pronto encima de la ya terminada base del mismo material en los 5,8 kilómetros que mide el túnel del AVE bajo el Eixample, de Sants a La Sagrera, estarán rodeados de una doble protección de goma especial para absorber las vibraciones. Un manto de caucho entre las dos capas de hormigón y el mismo material fundido alrededor del propio raíl y en toda su longitud se colocará en los tramos de vía de la calle de Mallorca de la Sagrada Família, de Provença de la Pedrera, en los nueve pozos de ventilación y evacuación y en los dos tramos finales del túnel (de 350 metros cada uno) construidos con pantallas a cielo abierto.

Los temblores habituales en muchos edificios de Barcelona situados en zonas de influencia de líneas de metro o de tren cada vez que pasa un convoy causan temor en la Sagrada Família por su efecto multiplicador cuanto más alta y esbelta es una construcción. Los responsables de continuar las obras del monumento de Gaudí insisten en que la transmisión de forma periódica de vibraciones a las torres de hasta 170 metros del templo puede dañar el trencadís, el mosaico de fragmentos cerámicos característico del modernismo y causar desprendimientos.

IMPACTO AMBIENTAL / Adif replica que cumplirá la normativa y que usará el sistema de bloques elásticos Edilon, el más moderno y eficaz, para evitar que el roce metálico de los convoyes ferroviarios pase al subsuelo y de ahí a los cimientos de los inmuebles próximos. El estudio de impacto ambiental de la línea obliga a hacer este aislamiento para cumplir también con el límite de ruidos.

El AVE pasará por la Sagrada Família a 50 kilómetros por hora, como el metro, y por la Pedrera a 45. Según las normas de circulación de Adif, en Sants la velocidad será de 30 y en el Eixample no pasará de 60.

Sergio González cuenta para SPORT cómo consiguió la camiseta de Neymar Jr. al final del partido entre el Sporting y el Barcelona, y lo mucho que le emocionó el gesto del brasileño

Isco y James Rodríguez calentaban en la banda cuando se enteraron que Cristiano Ronaldo sería el sustituido